Última hora
This content is not available in your region

Ex primer ministro de Irlanda acusa a Londres de disturbios en Belfast

euronews_icons_loading
A young man throws a petrol bomb at police officers in the Springfield Road area of Belfast
A young man throws a petrol bomb at police officers in the Springfield Road area of Belfast   -   Derechos de autor  PAUL FAITH/AFP
Tamaño de texto Aa Aa

Belfast lleva más de una semana viviendo disturbios y enfrentamientos violentos. La ciudad está sumida en la mayor crisis política desde los años noventa. El ex primer ministro de Irlanda John Bruton cree que las escenas son similares a los primeros días del conflicto norirlandés que provocó 30 años de violencia.

"Empecé en la política en 1969 que es cuando realmente comenzaron los problemas. Y esto me devuelve directamente a esos problemas. Empezaron con disturbios a finales de los 60 y gradualmente se convirtió en algo mucho, mucho peor que unos disturbios. Existe el riesgo de que estemos entrando en el mismo ciclo de nuevo. Y se debe a la falta de atención de Londres a los problemas de Irlanda del Norte ", explica Bruton.

Las tensiones han ido aumentando desde el referéndum por el Brexit en 2016. Entonces ya se temía que pudiese desestabilizar la paz alcanzada con el Acuerdo de Viernes Santo de 1998. Y los conflictos se han incrementado en las últimas semanas.

Especialmente tras la implementación del protocolo de Irlanda del Norte que permitía que el Reino Unido saliese de la Unión Europea sin crear una frontera física en la isla de Irlanda. Londres y Bruselas acordaron establecer una frontera aduanera marítima entre la isla de Gran Bretaña e Irlanda del Norte.

El primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, optó por Brexit duro, lo que se traduce en un fuerte control aduanero en la frontera del Mar de Irlanda. La comunidad unionista favorable al Reino Unido pide que se elimine el protocolo.

Los unionistas sienten que cualquier control, incluso los controles de carácter altamente burocrático sobre los productos de jardinería o cosas por el estilo, son para ellos un debilitamiento de la unión entre Irlanda del Norte y el Reino Unido. Y los símbolos, lamentablemente, son de enorme importancia en Irlanda del Norte. Muy a menudo son los símbolos más que la realidad del día a día lo que influye en las personas. Y ese es el legado de 300 o 400 años de lucha", detalla Bruton.

Aumentan los esfuerzos para reducir las tensiones de forma política. Incluyendo una demanda del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, para que las partes dialoguen. Pero ya hay más protestas planeadas para este fin de semana.