Última hora
This content is not available in your region

Guaidó y decenas de sanitarios piden a Maduro un mejor plan de vacunación contra la COVID-19

euronews_icons_loading
Protesta para pedir una mejor distribución de las vacunas en Venzuela
Protesta para pedir una mejor distribución de las vacunas en Venzuela   -   Derechos de autor  Matias Delacroix/Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved
Tamaño de texto Aa Aa

Unos 150 dirigentes de asociaciones de sanitarios y de la oposición venezolana han exigido en Caracas un plan de vacunación contra la COVID-19 sin criterios políticos. Se quejan de que mientras el presidente Maduro reconoce haber sido vacunado, aún no lo han sido muchos profesionales de la salud que luchan en primera línea de la pandemia.

Un plan necesario, según Ana Rosario Contreras, presidenta de una asociación de enfermería, para que las vacunas no acaben en el mercado negro.

"Hay que seguir un plan de vacunación elaborado por expertos, seguros equitativos, justos y con la garantía de organismos internacionales para que esta vacuna que necesitamos los venezolanos, para ralentizar la mortalidad que está ocasionando la COVID, no vaya al mercado negro para lucrar el manejo de personas inescrupulosas", pedía Ana Rosario Contreras".

El líder de la oposición Juan Guaidó ha anunciado que insistirá para que entren vacunas en el país, tanto por iniciativa pública como privada.

"Como ustedes saben apenas el 20% está cubierto por el programa COVAX, estamos también dispuestos a buscar con nuestros aliados, con los recursos protegidos, para poder ampliar ese sector; y ustedes saben también cual es el bloqueo, la soberbia de una dictadura que se vió insobrepasada", denunciaba Guaidó.

El plan COVAX, promovido por la OMS, la Comisión Europea y UNICEF y que pretende garantizar una distribución justa de las dosis, especialmente a los países que no pueden negociar con los fabricantes, está en el centro de la batalla entre la oposición y el Gobierno.

El pago del plan COVAX estaba siendo gestionado por la oposición venezolana, según había dicho el líder Juan Guaidó, a quien Estados Unidos reconoce como presidente interino.

Pero el Gobierno de Venezuela anunció, por su parte, hace una semana que logró depositar más del 50 % del mecanismo COVAX para adquirir las vacunas contra la covid-19 y explicó que el país había presentado retrasos en el pago por el "bloqueo de recursos". El Gobierno venezolano tiene bloqueados 7.000 millones de dólares en países como Estados Unidos que no reconocen a Nicolás Maduro como presidente de Venezuela.

En concreto, el ejecutivo ha anunciado el pago de 64 millones de dólares para comprar más de 11 millones de dosis de vacunas del sistema COVAX que aún no han llegado.

No obstante, el Gobierno de Nicolás Maduro aseguró que llegaron al país 300.000 dosis de la vacuna rusa Sputnik y medio millón de la china Sinopharm, con las que se han vacunado a 200.000 sanitarios. Según Contreras, la ONU reduce ese número a menos de la mitad.

Desde febrero no hay informes de las autoridades sobre el número de vacunados.

La cifra oficial de casos de coronavirus registrados oficialmente en el país sudamericano es de de más de 180.000, con 1870 fallecidos. Datos inferiores a la realidad, según Human Rights Watch.