Última hora
This content is not available in your region

El Gobierno serbio acelera la vacunación con una campaña que ofrece 25 euros a quien se inmunice

euronews_icons_loading
Una de las unidades móviles de vacunación del Ayuntamiento de Belgrado
Una de las unidades móviles de vacunación del Ayuntamiento de Belgrado   -   Derechos de autor  Darko Vojinovic/AP
Tamaño de texto Aa Aa

Estos días en Serbia, la gente no sólo acude a los centros comerciales a pasar el rato o comprar ropa sino además a vacunarse contra el coronavirus.

Ante las reticencias de algunos, el Gobierno serbio ha lanzado una iniciativa que no deja indiferente a nadie, ofreciendo 25 euros a todos los que se vacunen.

De momento, no hay colas.

"Me han puesto Pfizer, he decidido vacunarme porque no tenía que pedir cita y esperar", comenta un joven.

"He esperado hasta que he podido vacunarme sin cita, vivo en el barrio, quería evitar las multitudes", añade una anciana.

"El otro día, mi madre y yo pedimos ser vacunadas, pero nos quedaba más cerca venir aquí sin una cita previa", dice una mujer.

Incluso la estrella del pop nacional, Jelena Karleusa, una antivacunas declarada, inicialmente crítica con el presidente serbio, ha decidido abrazar la campaña gubernamental e inmunizarse.

"Tenemos que vacunar a la gente. Lo más importante es que las vacunas estén disponibles para los ciudadanos para inmunizar a la población tan pronto como sea posible y lograr la inmunidad de rebaño cuanto antes", explica la secretaria de los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Belgrado, Natasa Stanisavljevic.

"Estoy a favor de todas las iniciativas, del mensaje del presidente Aleksandar Vucic, son medidas excelentes para acelerar el proceso de vacunación en Serbia", añade Stanisavljevic.

Stefan Goranović, euronews:

Al inicio de la campaña de vacunación, Serbia lideraba las estadísticas mundiales de población inmunizada. Se podía elegir entre las diferentes vacunas (las occidentales, la rusa. o la china). Sin embargo, en las últimas semanas, este país, que mantiene un relativamente alto nivel de infecciones se enfrenta a una paradoja, una abundancia de vacunas pero poca gente interesada en vacunarse. Y la cuestión es saber si este nuevo planteamiento será para mejor.

Uno de los profesores de sociología de la Universidad de Belgrado, Slobodan Cvejić, no es demasiado optimista porque la iniciativa gubernamental puede resultar contraproducente.

"No creo que el incentivo de los 25 euros sea crucial. Como imagen es lamentable porque sin ir más lejos, 25 euros para mucha gente aquí es mucho dinero", señala.

"Y otra lectura es que se envía un mensaje a los ciudadanos de que pueden recibir dinero si participan de iniciativas sociales. Vacunarse debería ser simplemente un acto de responsabilidad", concluye Cvejić.

Los epidemiólogos recuerdan que la combinación de la vacunación y de las restricciones ha permitido reducir estas semanas el número de nuevos contagios.

El Gobierno serbio prevé que los inmunizados tengan otros privilegios, como la asistencia a actos culturales.

Sin embargo, los médicos consideran que las restricciones no deberían levantarse hasta que al menos la mitad de la población adulta esté vacunada.