Última hora
This content is not available in your region

Reino Unido continúa avanzando hacia la normalidad con la reapertura de museos, teatros y cines

euronews_icons_loading
Los británicos comienzan a disfrutar de la desescalada
Los británicos comienzan a disfrutar de la desescalada   -   Derechos de autor  AP Photo
Tamaño de texto Aa Aa

Reino Unido sigue dando pasos hacia la normalidad con la reapertura a partir de este lunes de restaurantes al interior, museos, teatros o cine, y a pesar de la cada vez mayor presencia de la famosa variante india en varias zonas del país.

El secretario de Sanidad británico, Matt Hancock, recordaba como los datos estudiados por la Universidad de Oxford hablan de un "alto grado de confianza" en que el actual programa de vacunación funcione contra la variante india.

"Tenemos que estar realmente muy atentos a la propagación de la enfermedad", decía Hancock. "La metáfora que utiliza el primer ministro es la correcta. Estamos en una carrera entre el programa de vacunación y el virus, y esta nueva variante le ha dado al virus unas piernas extra. Pero la vacuna seguirá corriendo, y estamos convencidos de que vencerá esta carrera", aseguraba Hancock, que animaba a las personas que aún no se han vacunado a que lo hagan cuanto antes. El propio Boris Johnson se congratulaba este domingo a través de Twitter del buen ritmo de vacunación que lleva actualmente el país, con más de 20 millones de personas completamente vacunadas.

También a partir de este lunes los turistas británicos podrán visitar Portugal, tras el levantamiento por parte del Gobierno luso de las restricciones introducidas en enero. La decisión de Lisboa llega después de que Londres incluyera a Portugal en su "lista verde": países a visitar sin tener que pasar cuarentena al volver a casa.

Portugal recuerda no obstante que todo aquel británico que quiera visitar el país deberá presentar en cualquier caso un PCR negativo como máximo 72 horas antes de subir al avión.

En Polonia también comienzan soplar vientos de cambio, con sus ciudadanos disfrutando del primer fin de semana sin mascarillas al aire libre. Se reabren también las terrazas de restaurantes y bares, como respuesta al notable descenso de nuevos contagios. Europa comienza a ver la luz al final del túnel.