Última hora
This content is not available in your region

Marruecos y España alzan el tono

euronews_icons_loading
Llegada masiva de inmigrantes a Ceuta (archivo)
Llegada masiva de inmigrantes a Ceuta (archivo)   -   Derechos de autor  AFP
Tamaño de texto Aa Aa

La crisis entre España y Marruecos está al rojo vivo, coincidiendo con la comparecencia ante la justicia española del líder del Frente Polisario, este martes. Unas horas antes arreciaban los reproches.

Rabat reconocía que el Sáhara Occidental fue el detonante, señalando que la situación no mejorará hasta que "España aclare sin ambigüedades" su posición sobre este territorio en disputa. Marruecos lo comparaba con el independentismo en Cataluña, recordando que siempre ha defendido "la integridad territorial y la unidad nacional" de su vecino del norte.

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, respondía calificando de "inadmisible" la apertura de la frontera marroquí como forma de protesta:

"No es admisible que haya un Gobierno que diga que se atacan las fronteras, en este caso de España, que se abren las fronteras para que entren 10.000 inmigrantes, en menos e 48 horas, en una ciudad española como es Ceuta, por desavenencias y diferencias, discrepancias en política exterior".

La crisis diplomática comenzó con la hospitalización en España, en abril, del líder del Frente Polisario, el movimiento que reivindica el derecho de autodeterminación de los saharauis. Brahim Ghali sigue ingresado en un hospital de Logroño, por un caso grave de COVID-19.

El juez de la Audiencia Nacional española que debe tomarle declaración, por videoconferencia, ve "totalmente desmedido" detenerlo o "afirmar" que "ha cometido crímenes atroces contra la humanidad", ya que por el momento no existe "imputación" alguna en su contra.