Última hora
This content is not available in your region

Brexit | Solo queda un mes para pedir la residencia en Reino Unido, advierten activistas

Un cartel publicitario en el metro de Londres advierte a los europeos que deben pedir el estatuto de residente
Un cartel publicitario en el metro de Londres advierte a los europeos que deben pedir el estatuto de residente   -   Derechos de autor  ADRIAN DENNIS/AFP or licensors
Tamaño de texto Aa Aa

Los defensores de los ciudadanos de la UE que viven en el Reino Unido y de los británicos que viven en el continente han hecho un llamamiento actuar ahora para asegurar su estatus de residencia post-Brexit antes de que los plazos de solicitud expiren a finales de junio.

Según los términos del acuerdo de divorcio del Brexit, los ciudadanos de la UE que ya viven en el Reino Unido y los británicos que vivían en el continente a finales de 2020 pueden permanecer con derechos garantizados, con el derecho a solicitar la residencia permanente después de cinco años.

El grupo que representa a los ciudadanos de la UE en el Reino Unido, the3million group, tuiteó el martes para decir que era el último mes para solicitar el Plan de Asentamiento de la UE.

De no hacerlo, a partir del 1 de julio los ciudadanos perderían derechos esenciales de los que habían disfrutado hasta ahora, como el derecho a trabajar, alquilar una vivienda o recibir algunos tratamientos hospitalarios. "Rellena la solicitud y díselo a los demás" advierten.

Los activistas recuerdan también que las cosas se van a complicar para quienes pidan el estatuto a partir del 1 de julio y también para quienes hayan solicitado los papeles pero todavía no hayan recibido respuesta y proporcionan recursos útiles para quienes se encuentren en esta situación.

British in Europe, una coalición que hace campaña en favor de los ciudadanos británicos que viven en la UE, también recurrió a Twitter para recordar a los que viven en cuatro países -Francia, Luxemburgo, Letonia y Malta- que tienen hasta el 30 de junio para presentar su solicitud, o "se enfrentarán a despertarse como inmigrantes indocumentados" al día siguiente.

Los Países Bajos han ampliado su plazo hasta el 1 de octubre, mientras que más de una docena de países de la UE están aplicando sistemas que conceden automáticamente el estatuto de residencia a los británicos que residen legalmente.

Hasta el 31 de marzo de este año, se habían presentado 5,2 millones de solicitudes al plan de asentamiento del Reino Unido para ciudadanos de la UE, según el grupo de reflexión El Reino Unido en una Europa cambiante. El grupo afirma que las cifras muestran que el movimiento de la UE hacia el Reino Unido es "mucho mayor" de lo que se pensaba, y añade que "simplemente no sabemos cuántos ciudadanos de la UE tienen que presentar una solicitud... antes de la fecha límite".

El grupo 3million señala que, a partir de julio, los ciudadanos de la UE que se encuentren en el Reino Unido sólo dispondrán de una prueba digital del estatus de "preasentado" o "asentado". El grupo ha argumentado que la falta de documentos en papel deja a muchas personas en situación de vulnerabilidad, y que ha habido muchas quejas sobre el funcionamiento del sistema en la práctica.

El gobierno británico ha dicho que las solicitudes tardías se tendrán en cuenta cuando haya "buenas razones" para no cumplir el plazo, y en abril publicó unas directrices sobre cuáles podrían ser esas razones.

No obstante, "se ha confirmado que quienes no cumplan el plazo se convertirán, de la noche a la mañana, en inmigrantes no autorizados/ilegales, sujetos al entorno hostil y a una posible expulsión", concluyó la profesora Charlotte O'Brien, del grupo de apoyo EU Rights and Brexit Hub.

En cuanto a los británicos que viven en el continente, un informe conjunto de la UE y el Reino Unido sobre la aplicación de los derechos de residencia publicado en abril reveló que menos de la mitad de los ciudadanos británicos que viven en Francia y Malta habían solicitado y recibido una decisión sobre sus solicitudes.

Casi una de cada cinco personas que viven en países cuyo plazo finaliza el 30 de junio ni siquiera lo había solicitado, cifras que British in Europe calificó de "escandalosas y que deberían ser una llamada de atención" a los Estados miembros.

Critica a los países de la UE por no cumplir las promesas contenidas en el acuerdo de divorcio del Brexit de proporcionar información adecuada y concienciar a los residentes británicos y pide a la UE y al Reino Unido que reconozcan sus responsabilidades hacia ellos.

"Por muy exitosa que sea la implementación, habrá una proporción de personas que caigan en las brechas y queden indocumentadas en el proceso, con serias implicaciones para sus vidas que pueden empezar a salir a la luz más tarde", dijo la profesora Michaela Benson de la Universidad de Lancaster, especialista en derechos de los ciudadanos post-Brexit, tras declarar ante una comisión de la Cámara de los Lores la semana pasada.