Última hora
This content is not available in your region

Un algoritmo para la supervivencia del elefante

Elefantes paseando por el Parque Nacional Kruger de Sudáfrica
Elefantes paseando por el Parque Nacional Kruger de Sudáfrica   -   Derechos de autor  Shiraaz Mohamed/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved.
Tamaño de texto Aa Aa

Un algoritmo diseñado por un grupo de investigación de las universidades de Bath, Oxford y Twente podría ayudar a salvar a los elefantes africanos de la extinción.

Combinado con imágenes de alta resolución, el algoritmo permite a un satélite escanear grandes extensiones en cortos periodos de tiempo y recoger fotos de superficies de 5.000 km2, lo que se ajusta a los hábitats de pastizales y bosques de los animales.

Esta tecnología es muy necesaria, ya que se calcula que el número de elefantes en África es de sólo 415.000. La población de elefantes de la sabana se ha reducido en un 60% en los últimos 50 años y el de paquidermos que viven en el bosque ha disminuido en un 86% en las tres décadas previas

La tecnología de IA conlleva menos riesgo de doble conteo, no pone en peligro a los humanos en el proceso de recogida de datos y molesta menos a los animales, lo que supone una mejora respecto a las técnicas utilizadas en el pasado.

Caza furtiva de elefantes

A principios de este año, Ben Okita, copresidente del grupo de especialistas en elefantes de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, calificó la caza furtiva como una de las mayores amenazas para los elefantes africanos, que son objetivo de los comerciantes de marfil.

Olga Isupova, que participó en el proyecto que creó el algoritmo para el seguimiento de los elefantes, afirma que la tecnología debe utilizarse junto a otros métodos para acabar con la caza furtiva por completo: "El seguimiento de los animales es una pieza del rompecabezas de la conservación, incluidas las actividades contra la caza furtiva. Actualmente estamos estudiando también otras posibilidades, como la detección de cadáveres para reconocer cualquier acción de caza furtiva, pero esto está todavía en una fase muy temprana", afirma.

A pesar de que la prohibición del comercio de marfil en 1989 redujo las cifras de caza furtiva, éstas volvieron a aumentar después de 2007, cuando se permitió a los países africanos subastar las reservas de colmillos incautados.

Los traficantes aprovechan esta laguna para hacer pasar su mercancía por legal. Los mayores mercados de marfil del mundo son China y Filipinas, seguidos de cerca por Estados Unidos y Tailandia.

La Inteligencia Artificial y la sexta extinción masiva

La caza furtiva va acompañada de la degradación de la tierra como causa principal del declive del elefante africano, mientras que los daños al hábitat en todo el mundo están provocando la sexta extinción masiva; una disminución de las poblaciones del 30% de los animales vertebrados.

Los elefantes africanos han sido elegidos para este estudio porque su gran tamaño los hace fáciles de detectar. Se ha utilizado una tecnología similar para contar ballenas, pingüinos y albatros, y ya se han utilizado infrarrojos y drones para contar koalas y osos polares en peligro de extinción.

Se espera que con el tiempo se puedan detectar animales más pequeños utilizando la IA para controlar las huellas o las colonias. Según Olga Isupova, se está intentando contar el ganado y las jirafas del mismo modo, pero de nuevo es esencial utilizar la IA junto con la actividad humana: "Al fin y al cabo son las personas sobre el terreno, como los guardas forestales, las que realizan las acciones reales. Por lo tanto, aunque la tecnología puede ayudarles significativamente, es importante que haya lpersonas sobre el terreno".