Última hora
This content is not available in your region

Los cruceros vuelven a Venecia entre protestas

euronews_icons_loading
El crucero MSC Orchestra parte de Venecia entre protestas
El crucero MSC Orchestra parte de Venecia entre protestas   -   Derechos de autor  RAI
Tamaño de texto Aa Aa

Los venecianos dicen "no" a los cruceros en su laguna. Este sábado, organizaciones en defensa del medio ambiente o simples ciudadanos salieron a la calle para protestar por el reinicio de la actividad de los cruceros tras la pandemia, pese a que el Gobierno prometió que evitaría su entrada.

"Esta vez el gobierno ha conseguido engañar a todo el mundo, haciéndonos creer que había prohibido los cruceros en Venecia, frente a la plaza de San Marcos, en el canal de la Giudecca. Nosotros estamos hoy aquí para demostrar que no es cierto", dice un manifestante.

El primer crucero, de 60 metros de altura y casi 300 de largo, parte de Venecia

El MSC Orchesta ha sido el primer crucero que ha partido esta semana desde Venecia entre protestas. Esta embarcación tiene 60 metros de altura (diecisiete metros más que la Basílica de San Marcos) y 293 metros de largo.

Y no será el único crucero que los venecianos verán este mes de junio, pues está previsto que pasen al menos otros dos. Francesco Galietti, representante italiano del sector, se defiende.

"Se ha hablado mucho de nuestro impacto en un entorno muy frágil y delicado. Pero, hay un pero, nuestra contribución a la afluencia masiva de turistas es bastante mínima", afirma.

Desde hace años, asociaciones venecianas, respaldadas por la UNESCO, piden al Ejecutivo italiano que construyan un puerto alternativo, para que estos grandes cruceros no crucen las aguas de la ciudad de los canales.

El pasado mayo el Parlamento italiano convirtió en ley un decreto aprobado previamente por el Gobierno de Mario Draghi que establecía entre otras cosas la convocatoria de un concurso público para incentivar proyectos de construcción de puntos de amarre para buques de más de 40.000 toneladas y dedicados al transporte de pasajeros.

La intención era alejar estas embarcaciones de Venecia, pues habitualmente navegan frente a la plaza de San Marcos para recorrer el Canal de la Giudecca con dirección a la Estación Marítima, el puerto en el que atracan, en el extremo oeste de la isla.