Última hora
This content is not available in your region

Cientos de criminales son detenidos en una macrorredada mundial contra el crimen organizado

Access to the comments Comentarios
Por Juan Carlos De Santos Pascual
euronews_icons_loading
Cientos de criminales son detenidos en una macrorredada mundial contra el crimen organizado
Derechos de autor  NZ Police/AP
Tamaño de texto Aa Aa

Policías de diecisiete países han detenido a más de 800 delincuentes relacionados con el crimen organizado debido a que durante años pudieron infiltrarse en una plataforma encriptada que era considerada segura por los grupos criminales. La plataforma a la que accedían se llamaba ANOM según han señalado las autoridades. Más de 300 organizaciones criminales de todo el mundo se han visto afectadas por esta gigantesca operación.

La aplicación de mensajería encriptada desarrollada por el FBI, permitió a las fuerzas del orden controlar millones de mensajes sobre el contrabando de drogas, el blanqueo de dinero e incluso los asesinatos que se planeaban.

En la operación Escudo de Troya (traducción del nombre en inglés: Trojan Shield) además del FBI , participaron policías de dieciséis países y la agencia policial de la Unión Europea, Europol. Jean-Philipe Lecouffe, director ejecutivo adjunto de Europol, ha señalado en rueda de prensa este martes que se habían registrado más de 700 lugares en todo el mundo y se habían incautado más de ocho toneladas de cocaína. También consiguieron evitar más de 100 amenazas de muerte gracias al operativo.

Lecouffe describió esta histórica operación como "una de las mayores y más sofisticadas operaciones de las fuerzas del orden" y como "excepcional por su resultado global". El director adjunto de Europol ha señalado que se trata de "un verdadero avance" que ha permitido a las autoridades adquirir "un conocimiento excepcional del panorama delictivo y que ayudará a otras investigaciones derivadas". Ha añadido que además "demuestra que las redes delictivas del siglo XXI son más fluidas y flexibles de lo que se pensaba".

Las autoridades de Australia, donde se detuvo a 224 personas y se incautaron más de cuatro toneladas de droga, afirmaron que la aplicación se instalaba en teléfonos móviles reciclados. Llegaron a distribuirse más de 12000 dispositivos. Su popularidad creció de forma orgánica en los círculos delictivos tras ser avalada por algunas figuras de alto nivel y criminales con gran influencia. El primer ministro australiano, Scott Morrison, ha señalado que con esta operación mundial, "se ha asestado un duro golpe al crimen organizado" en todo el mundo. En este país los agentes han cerrado seis laboratorios de drogas y se incautado de armas de fuego y el equivalente a 28,6 millones de euros.

El comisionado de la Policía Federal de Australia, Reece Kershaw, apuntó que se cree que los presuntos criminales "son miembros de bandas de motociclistas, de la mafia australiana, de sindicatos delictivos asiáticos y de grupos delictivos graves y organizados".

En Nueva Zelanda también se ha detenido a 35 personas y se han incautado de metanfetaminas, armas de fuego y millones de dólares en efectivo durante el operativo. Los agentes neozelandeses han subrayado que se trata de _"la acción policial más compleja del mundo hasta la fecha contra el crimen organizado". _