Última hora
This content is not available in your region

Los cimientos de la revolución energética que se está fraguando en Rusia

Access to the comments Comentarios
Por Euronews en español
euronews_icons_loading
Se espera que la central de nueva generación esté en funcionamiento en la segunda mitad de la presente década
Se espera que la central de nueva generación esté en funcionamiento en la segunda mitad de la presente década   -   Derechos de autor  RTRTV
Tamaño de texto Aa Aa

Rusia muestra al mundo los cimientos de la revolución energética que se está fraguando en Siberia. En la ciudad de Séversk, cientos de obreros están construyendo una central nuclear de última generación que promete seguridad, eficiencia, cero residuos y durabilidad. Todo gracias a la tecnología que encierra el reactor de neutrones rápidos refrigerado por plomo BREST-OD-300.

Además, sus responsables afirman que cuentan con la tecnología para reprocesar y reutilizar el combustible nuclear un número infinito de veces. Para comprobar si todas estas promesas son ciertas habrá que esperar unos años.

Combustible infinito

"La base de recursos de la industria nuclear será prácticamente inagotable gracias al reprocesamiento infinito del combustible nuclear", ha señalado en un comunicado, Alexey Likhachev, director general de Rosatom, la empresa que se encarga de su construcción. "Al mismo tiempo, las generaciones futuras se ahorrarán el problema de la acumulación de combustible nuclear gastado. El éxito de la ejecución de este proyecto permitirá a nuestro país convertirse en el primer propietario mundial de la tecnología de energía nuclear que cumple plenamente los principios del desarrollo sostenible en términos de medio ambiente, accesibilidad, fiabilidad y uso eficiente de los recursos. Hoy reafirmamos nuestra reputación como líderes del progreso mundial en las tecnologías nucleares, que ofrecen a la humanidad soluciones únicas destinadas a mejorar la vida de las personas".

Alexei Nikolsky/Sputnik
El presidente ruso Vladimir Putin, a la derecha, saluda al director general de la Corporación Estatal Rosatom, Alexei Likhachev, a la izquierda.Alexei Nikolsky/Sputnik

El reactor de neutrones rápidos tiene una capacidad de 300 MV. Rosatom ha apuntado que, tras el reprocesamiento, el combustible irradiado del reactor se enviará para que vuelva a ser fabricado, o para la reproducción en combustible fresco. Esto permite que el sistema "se convierta gradualmente en prácticamente autónomo e independiente de los suministros de recursos externos".

Rosatom ha apuntado que el reactor BREST-OD-300 debería entrar en funcionamiento en 2026 como parte de un complejo energético experimental y de demostración. Según el calendario previsto, para 2023 se instalará una planta de producción de combustible y para 2024 está prevista la construcción de un módulo de reprocesamiento de combustible irradiado.

La licencia de construcción del reactor BREST-300 se concedió en febrero. El contrato para la construcción del BREST-300 ascendió a 26.300 millones de rublos y se firmó en diciembre de 2019.