EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

La mitad de los latinos y negros de EEUU no se han vacunado

Una iglesia convertida en centro de vacunación
Una iglesia convertida en centro de vacunación Derechos de autor AP
Derechos de autor AP
Por Ana Buil Demur con AP, EFE
Publicado
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Iglesias, salones y barberías afroamericanas se convierten en centros de vacunación.

PUBLICIDAD

Casi la mitad de los latinos (47%) y afroamericanos (46%) de Estados Unidos aún no se han vacunado contra la COVID-19, pese a ser dos comunidades muy castigadas por la pandemia.

En Milwaukee, casi el 43% de los decesos relacionados con la COVID-19 han ocurrido en la comunidad negra. El reverendo Greg Lewis casi muere. Ahora, trabaja con otras parroquias para animar a sus fieles a vacunarse, en sus iglesias.

"He vuelto de esa cama donde estuve acostado desamparado. No quiero que la gente esté en esa condición", dice Greg Lewis, reverendo, Iglesia de San Gabriel de Dios en Cristo.

El mensaje se repite desde los púlpitos.

"Queremos seguir animando a nuestra gente a que salga y reciba sus vacunas. Yo ya tengo las dos mías", dice un pastor a sus fieles. 

En Detroit, con la mayoría de la población negra, solo alrededor del 36% de los mayores de 12 años han recibido al menos una dosis, en comparación con más del 60% en todo el estado entre los mayores de 16 años.

Charles Williams II, reverendo de la Iglesia Bautista Rey Salomón, dice que se necesitan más vacunas en las iglesias:

"No puede decirme que quiere solucionar el problema cuando la solución está frente a usted. Tengo gente entrando y saliendo de aquí todos los días para hacerse el test, y no hay nadie para ofrecerles una vacuna".

Pero también hay muchos afroamericanos que no se vacunan por desconfianza en el Gobierno y en los médicos, así como por miedo a los efectos secundarios.

Melanie Paige, con lupus y artritis reumatoide, se decidió a vacunarse tras pedírselo su hijo y porque podía hacerlo en su iglesia.

"Me sentí más cómoda. Eso lo hizo más fácil", señala.

El objetivo del presidente Joe Biden es tener vacunados al 70% de los adultos estadounidenses para el 4 de julio.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Grecia da un cheque de 150 euros a los jovenes por vacunarse

Biden arropa a su hijo tras ser declarado culpable de posesión ilícita de armas pero no le indultará

Hunter Biden, el hijo de Joe Biden, declarado culpable de tres cargos graves por posesión de armas