Última hora
This content is not available in your region

Los mejores lugares para esquiar este verano (sí, este verano) en Europa

Por Vincent Coste  & Rafa Cereceda
El glaciar de Deux Alpes espera a los esquiadores durante todo el verano
El glaciar de Deux Alpes espera a los esquiadores durante todo el verano   -   Derechos de autor  Luka Leroy / Les 2 Alpes
Tamaño de texto Aa Aa

¿Aún no tienes planes para este verano? ¿Todavía no sabes qué hacer durante tus vacaciones? Pues bien, he aquí una idea refrescante, lejos del calor de las playas: ¿por qué no ir a esquiar? Sí, sí, esquiar en verano.

Debido a la pandemia, no podemos decir que la temporada de esquí 2020/2021 haya sido para recordar. En Francia, las estaciones permanecieron cerradas todo el invierno. Después de esta temporada "echada a perder", salvo para los que hayan tenido la oportunidad de esquiar en España, Andorra, Suiza o Austria (generalmente reservada a los locales) o para los aficionados al esquí de travesía, todavía es posible aprovechar 2020. ¡Y sin esperar a fin de año!

Visitamos algunas estaciones europeas que ofrecen esquí de verano. Si, sobre el papel, no es muy atractivo (pistas pequeñas, horarios limitados), pero este verano 2021 se presenta especialmente bien debido a un manto de nieve todavía muy importante y al frío excepcional de esta primavera.

Por regla general, el esquí de verano lo practican sobre todo los esquiadores profesionales para preparar su temporada, o los aficionados, adictos al deporte, que vienen a perfeccionar su técnica.

Enneigement a Morzine Avoriaz en 2020 et en 2021

Para la industria del esquí, este año ha sido especialmente malo. Con el esquí de verano, esperan, al menos un poco, recuperar la cereza. Y es una sensación curiosa subir a más de 2.500 metros, esquiar, volver a bajar y ponerte el bañador para ir a la piscina con 30º.

También este año el frío y las precipitaciones de mayo permiten una apertura de la temporada de esquí de verano en condiciones de nieve excepcionales.

Pero un pequeño consejo: no dudes en madrugar con el canto del gallo para disfrutar de unas buenas condiciones. Hace mucho calor, incluso en las montañas, y el sol pega fuerte. ¡Gafas de sol adaptadas y cremas con índice máximo muy muy recomendadas!

Francia

La estación más grande de Francia, Les Deux Alpes, ha comenzado la temporada antes de lo previsto después de que profesionales y aficionados estuvieran desesperados por ver las excepcionales condiciones de nieve de este año. A partir del 12 de junio se unirá Val d'Isère y luego Tignes el 19 de junio.

Incluso las estaciones más pequeñas, como Avoriaz o La Clusaz, han decidido aprovechar la nieve tardía para ofrecer a los aficionados necesitados tras una temporada sin esquí en toda Francia, unas horas de felicidad con una apertura parcial de sus pistas.

Yan Allègre / Val d'Isère
Glaciar de Pisaillas durante la temporada de veranoYan Allègre / Val d'Isère

Val d'Isère

En Val d'Isère, aficionados y turistas disfrutarán de las pistas del glaciar Pisaillas junto a los profesionales del equipo francés. La estación está abierta desde el sábado 12 de junio hasta el 11 de julio, también con muy buenas condiciones de nieve para la temporada de verano. La apertura se ha retrasado una semana para que coincida con la limpieza de la nieve en la carretera del puerto de Iserán, el puerto de carretera más alto de Europa.

Accesible desde las 7 de la mañana hasta el mediodía, tres de las seis pistas están reservadas a los aficionados y tres a los profesionales. El resto del día, natación, senderismo y, para los más valientes, una enorme red de rutas de descenso en bicicleta de montaña.

Deux-Alpes

En Les Deux Alpes, el "mayor glaciar esquiable de Europa", como recuerda con orgullo la oficina de turismo, está abierto desde el 29 de mayo, tres semanas antes de la fecha habitual. Permanecerá abierta hasta que la nieve permita unas buenas condiciones para esquiar. El Dôme de la Lauze, a 3.600 metros, es accesible a partir de las 8 de la mañana para todos (un poco antes para los esquiadores del equipo nacional y los miembros del club). Hasta el 18 de junio la tarifa diaria es de 36,50 €. Después subirá a 43,50 euros.

Gracias a las nevadas del mes de mayo, se pudieron poner en marcha 10 remontes que permiten un ascenso vertical de 1.000 metros hasta el glaciar de Toura, de 2.600 metros de altura. Excepcional para esquiar en verano.

El equipo de la estación explica que la apertura se adelantó, entre otras cosas, debido a las peticiones de los esquiadores profesionales. Esta apertura en mayo podría convertirse en la norma, porque en los últimos años siempre ha habido fuertes nevadas al final de la temporada, lo que permitiría considerar el cierre sólo en agosto.

También puedes codearte con los profesionales y admirarlos desde la distancia; tienen su propia pista reservada.

La estación permite la práctica de la bicicleta de montaña sobre la nieve, y vertiginosos descensos "en seco" hasta el pueblo. La vida nocturna y todas las actividades de montaña imaginables en verano completan la oferta de este gigante de las estaciones europeas.

Tignes

El glaciar de la Grande Motte estará abierto del 19 de junio al 1 de agosto. Unos 20 km de pistas entre 3 400 y 2 700 metros en pleno Parque Natural de la Vanoise. El forfait cuesta 38 euros por adulto y día. La estación también ofrece excursiones por los glaciares, acompañadas por profesionales y, como todas las grandes estaciones alpinas, innumerables actividades deportivas para completar la oferta de verano. La novedad de este año es el "laser game", una especie de paintball, sin los inconvenientes y el peligro de las pequeñas bolas de pintura (38 €/adulto y 30 €/niño).

Noruega

La ventaja de Noruega es que no hay que subir muchio para encontrar nieve. El país nórdico cuenta con glaciares abiertos en verano a tan sólo 1.200 metros de altitud. Este es el caso, por ejemplo, de la estación de Fonna.

Fonna

El número de pistas es limitado pero son aptas para todos los niveles. Hay incluso un snowpark para los temerarios con ganas de saltar. Aquí, en cambio, hay que olvidarse del ambiente, las animaciones y los servicios que ofrecen, por ejemplo, los megaresorts franceses: un pequeño restaurante y un alojamiento en medio del fiordo, y eso es todo. Pero, eso es seguramente lo que lo hace tan encantador. Se puede esquiar todo el día, hasta las 16 horas, porque la nieve no se derrite tanto como en Francia... Luego, ¡continúa el larguísimo día hasta el sol de medianoche! El forfait cuesta 332 coronas, que equivalen a 32 euros.

Stryn

En Stryn no encontrará cientos de restaurantes ni una gran oferta de alojamiento (cuidado, la página web sólo está en noruego). A no más de 1.000 metros sobre el nivel del mar, esta estación ofrece "sólo" cuatro pistas en el glaciar Tystigbreen. Pero, para los esquiadores a los que les gusta el fuera de pista, hay mucho que hacer. La mayoría de los alojamientos de la zona son campings, un puñado de hoteles y algunos apartamentos de alquiler. En el complejo, encontrará una cafetería y una tienda de alquiler de equipos. El precio del forfait es de 450 coronas, es decir, 44 euros.

Galdhøpiggen

Galdhøpiggen también cuenta con un puñado de pistas bien nevadas a las que se puede acceder de 9 a 15 horas, por 405 coronas noruegas (40 euros). El lugar está situado al pie de la montaña más alta del norte de Europa (2.469 m), que dio nombre a la estación. Tras tomar el único remonte del glaciar, los esquiadores y snowboarders pueden disfrutar de una zona dividida en 25 (pequeñas) pistas. Con el mismo espíritu que otros centros turísticos noruegos, Galdhøpiggen ofrece sólo lo esencial, un lugar para comer y alquiler de equipos. Si se busca bien, es posible encontrar alojamiento en la zona.

Sognefjellet

Sognefjellet, por su parte, no tiene pistas de esquí alpino, pero ofrece esquí nórdico durante todo el verano en el puerto más alto del norte de Europa, a 1.400 metros, junto a la carretera RV 55. El sitio web del complejo ofrece una docena de opciones de alojamiento en los alrededores del complejo. El pase de un día cuesta 180 coronas noruegas (15 euros).

Austria

En Austria, en el corazón de los Alpes, los aficionados al esquí en verano lo tendrán fácil. Gracias a su glaciar, algunas estaciones permiten incluso esquiar durante todo el año.

En Kaprun, en la región de Salzburgo, es posible esquiar en el glaciar Kitzsteinhorn, de 3.229 metros de altura, hasta el 24 de julio. Las diferentes pistas son adecuadas tanto para principiantes como para niveles avanzados. Y hasta el 27 de junio, de viernes a domingo, los freestylers también estarán encantados de saber que hay un snowpark esperándoles para que se lancen al aire. El precio del pase diario es de 49,50 euros. También durante todo el año, es posible tomar el teleférico para disfrutar de la vista de los Alpes, incluido el Großglockner, el pico más alto de Austria (3.798 m), desde los miradores "Top of Salzburg" y "National Park Gallery".

En verano, también se puede esquiar en las pistas glaciares de la estación de Hintertux, en el Tirol. Aquí, nueve remontes dan servicio a 20 km de pistas casi los 365 días del año, dependiendo de las condiciones meteorológicas. Para experimentar las alegrías del esquí tirolés en verano, el forfait cuesta 49 euros por día para un adulto. También hay muchas actividades disponibles en la zona, como descansar en los baños termales después de una buena dosis de esquí.

Suiza

En el lado suizo, dos de las mayores estaciones suizas ofrecen la posibilidad de esquiar en verano. Pero Suiza está obligada a ofrecer precios más altos que en el resto de Europa. Y ya sea en Saas-Fee o en Zematt, no es posible ir en coche a estas dos estaciones

En Saas-Fee, en el cantón de Valais, la temporada de verano comenzará este año el 17 de julio. Situado a 3.600 m, su glaciar cuenta con 20 km de pistas para todos los niveles. También se organizan sesiones de prueba de equipos en la estación del Valais, que también es conocida por su "sommersnowpark". Esta última estará abierta a partir del 31 de julio. Cuesta 75 francos suizos por día, es decir, 68 euros.

El otro gran lugar para esquiar en verano en Suiza es Zermatt. Allí, pasa en el glaciar Theodule, donde le esperan más de 20 km de pistas abiertas todo el año. El acceso merece la pena porque para llegar a esta zona hay que tomar el "paraíso glaciar del Matterhorn", un teleférico le transportará hasta los 3.882 metros de la cima del monte, donde una plataforma permite además una vista de 360° sobre los Alpes suizos, italianos y franceses. Para los que buscan emociones fuertes, un snowpark también les espera en Zermatt. El precio del forfait es el mismo que en Saas-Fee, es decir, 68 euros.

Italia

El destino del esquí de verano en Italia es la zona del Cervino, en el Valle de Aosta. Más concretamente, tendrá que ir a la estación de Breuil-Cervinia, que está justo al lado de Zermatt. Es posible tomar el Cervino para ir a esquiar a la meseta de la Rossa, que está a 3.500 metros de altura.

Por supuesto, también puede utilizar los teleféricos de la estación italiana de Le Breuil. Y para poder disfrutar de las pistas abiertas en verano, tendrá que pagar 33 euros.