Última hora
This content is not available in your region

Emotivo encuentro de familias migrantes en la frontera en México y Estados Unidos

Por Isidro Murga con AFP
Miembros de una familia migrante se abrazan tras reencontrarse en la frontera
Miembros de una familia migrante se abrazan tras reencontrarse en la frontera   -   Derechos de autor  Christian Chavez/Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved
Tamaño de texto Aa Aa

Sonrisas y lágrimas en la frontera entre México y Estados Unidos. Durante unos minutos y gracias a la iniciativa "Abrazos, no muros", unas 200 familias de migrantes, la mayoría mexicanas, se han vuelto a ver, a besarse, a abrazarse, a tocarse, a hablarse cara a cara y no a través de teléfonos o pantallas.

"Son tres minutos pero van a ser los tres minutos más felices de nuestras vidas, para toda la gente que estamos aquí y de aquel lado porque vamos a volver a vernos, abrazarnos, a sentirnos como familia", explicaba Isabel Pérez Sánchez, residente den Phoenix, que llevaba 20 años sin ver a su hermana.

Sobre el lecho seco de un afluente del Río Grande, Río Bravo para los mexicanos, se han visto imágenes conmovedoras: madres que se pasaron la vida trabajando en Estados Unidos vuelven a ver a sus hijos que se criaron en México gracias al dinero que ellas enviaban, hermanos que crecieron separados y que se han conocido personalmente, hijos que marcharon siendo menores se funden en un abrazo eterno con sus padres ya envejecidos...

- "Tenemos que construir un puente aquí en el río para que las madres se junten con sus hijos, esposos que están separados… Esto no sucedería si tuviésemos una política fronteriza diferente, una política migratoria diferente... El mensaje central es que no podemos permitir que se sigan separando familias", explicaba Servando García, de la Red Fronteriza por los Derechos Humanos.

Es la octava edición de este encuentro anual humanitario, que se vio interrumpido el año pasado debido a la pandemia. Para que este años se pudiera llevar a cabo, se han adoptado medidas sanitarias excepcionales, siendo obligatorio presentar pruebas negativas de COVID o bien un certificado de vacunación completa. El objetivo de la organización detrás de la iniciativa sigue siendo el mismo, que Estados Unidos humanice sus leyes migratorias.