Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

Un muro humano en la frontera con México

Un muro humano en la frontera con México
Derechos de autor
REUTERS/Jose Luis Gonzalez
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

Mientras miles de migrantes centroamericanos esperan para entrar a Estados Unidos, un grupo de estadounidenses se reúne en la frontera entre El Paso y Ciudad Juárez para unir sus fuerzas y construir un muro humano.

La manifestación antecede al discurso que este lunes dará el presidente Donald Trump, precisamente en El Paso, bajo el lema “Make America Great Again , y en donde recordará la necesidad de un muro fronterizo:

"Estamos aquí para llamar la atención de que aquí no hay muro , de que necesitamos asegurar nuestra nación aquí, y al mismo tiempo que toda esta gente va a poder a vivir en paz porque todo el narcotráfico y el tráfico humano que pasaba por aquí ya no va a poder hacerlo, van a tener que encontrar otro lugar".

La patrulla fronteriza de EU realiza constantes simulacros para disuadir intentos de cruce ilegal .

Un refuerzo de 500 agentes y cerca de 300 militares han llegado este viernes ante la posibilidad un ingreso violento en masa, especialmente de Centroamericano.

Un grupo de 1.600 migrantes centroamericanos, la mayoría de Honduras, llegó el martes a Piedras Negra. Forman parte de una caravana de unas 2.200 personas que partió de Centroamérica el 15 de enero y que al entrar a México se dividió entre quienes buscaron tramitar un permiso migratorio mexicano y quienes avanzaron sin él (la mayoría).

"La vida en Honduras es bien triste. Primero que no hay trabajo. Y segundo, que no hay seguridad para una mujer", clama una de las inmigrantes que vive en un albergue de Piedras Negras, un municipio al norte del estado mexicano de Coahuila

"Queremos trabajar y todo eso. Queremos mejorar y sacar adelante a la familia. Allí (en su país natal, El Salvador) no es posible", se queja otro inmigrante.

La mayoría de los 1.700 migrantes en este albergue buscan regularizar su estancia en México con una visa por razones humanitarias como paso previo a pisar terreno estadounidense.