Última hora
This content is not available in your region

El Brexit, cinco años después

Por Jack Parrock
euronews_icons_loading
A man waves Union flags as he drives past Brexit supporters gathering in in central London in 2020
A man waves Union flags as he drives past Brexit supporters gathering in in central London in 2020   -   Derechos de autor  DANIEL LEAL-OLIVAS/AFP
Tamaño de texto Aa Aa

23 de junio de 2016: una noticia que la Unión Europea no deseaba. El Reino Unido vota a favor de abandonar la Unión Europea. Hace cinco años exactos de esta decisión, que cambió al Reino Unido y obligó a la UE a repensarse.

"Muchos países, países pequeños y medianos, perdieron, no su modelo, pero tal vez su socio preferido dentro de la UE, un país que compartía su visión de la cooperación económica, del comercio internacional. Estoy pensando en Países Bajos, por supuesto, en los países nórdicos y también en los países de Europa central y oriental. Tuvieron que repensar su posición dentro de la UE y su vínculo con Berlín, París y Bruselas", cree Eric Maurice, de la Fundación Robert Schuman.

Las interminables negociaciones entre los Estados miembros de la UE en Bruselas perdieron a uno de los tres países con más influencia. El Reino Unido siempre había sido visto como un contrapeso a Francia y Alemania.El Reino Unido abandonó formalmente la UE en enero de 2020.

Con la marcha del Reino Unido, algunos países como Países Bajos tomaron su puesto en la defensa de las políticas liberales, y la atención se centró más en los países más problemáticos de la UE como Hungría y Polonia.

"El Reino Unido ya se había separado de la UE incluso antes del referéndum, por lo que en las grandes crisis que realmente dominaron la UE durante el último año, durante el período previo al referéndum, la crisis de la eurozona y la crisis migratoria, el Reino Unido se mantuvo al margen con una exclusión voluntaria de la zona de libre circulación de Schengen. Por lo tanto, no participó realmente en todos estos debates venenosos sobre cuántos solicitantes de asilo serían admitidos. Y también el Reino Unido, ya que no era miembro de la eurozona, no participó, o al menos sólo de una manera muy periférica en ese debate", detalla la corresponsal de The Guardian en Bruselas, Jennifer Rankin.

La UE ha tenido que volver a calibrarse después del Brexit, pero los temores de que otros estados miembros sigan al Reino Unido están lejos de convertirse en una realidad.