Última hora
This content is not available in your region

Robles centenarios para reconstruir la catedral de Nôtre Dame

Access to the comments Comentarios
Por Euronews en español
euronews_icons_loading
Robles centenarios para reconstruir la catedral de Nôtre Dame
Derechos de autor  Thibault Camus/Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved.
Tamaño de texto Aa Aa

Un convoy excepcional para unos árboles excepcionales que se emplearán en la reconstrucción de la catedral de Nôtre Dame de París.

Árboles de 300 años

Se trata de ocho majestuosos robles talados en el antiguo bosque real de Bercé, en el centro de Francia, transportados hasta el aserradero de la región. Se calcula que tienen entre 200 y 300 años. Han sido seleccionados por la Oficina Nacional de Bosques para reproducir la aguja ideada por el arquitecto Violet-le-Duc, destruida en el incendio del templo, en abril de 2019.

Reconstruir la aguja de Violet le Duc

"Estos son los ocho árboles más grandes que vienen del bosque estatal de Bercé", cuenta Claire Quiñones, directora de ventas de la agencia. "Son los árboles más grandes y altos con los que se van a construir las ocho vigas para la base de la aguja. Tienen entre 95 centímetros y un metro diez de diámetro, entre 22 y 23 metros de largo y cada uno pesa quince toneladas. Es un transporte excepcional. Han hecho falta dos grúas para sujetarlos de todos los lados y no romperlos. Son árboles de un gran valor, por lo que era necesario tener mucho cuidado".

Otros mil robles

Otros mil robles escogidos en todo el país se emplearán para la reconstrucción de la flecha y la estructura del edificio, lo que ha provocado polémica entre defensores del medio ambiente.

Las causas del fuego siguen sin estar claras, aunque los investigadores se inclinan por atribuirlo a un corto circuito o incluso a una colilla.

Reapertura cinco años después

Dos años después de la tragedia continúan los trabajos de reforzamiento del armazón, que se espera concluyan este verano. Luego comenzará la segunda fase de reconstrucción. El objetivo es que el templo gótico pueda reabrirse al público en abril de 2024 aunque los trabajos no hayan concluido. Se han recolectado más de 830 millones de euros en donaciones para las obras, setenta de ellos fuera de Francia.