Última hora
This content is not available in your region

Cientos de personas salen a la calle por el desfile del Orgullo LGTBI en Madrid

Access to the comments Comentarios
Por Juan Carlos De Santos Pascual con EFE
euronews_icons_loading
Cientos de personas salen a la calle por el desfile del Orgullo LGTBI en Madrid
Derechos de autor  Manu Fernandez/Copyright 2019 The Associated Press. All rights reserved.
Tamaño de texto Aa Aa

Madrid levanta de nuevo los colores del arcoíris por todo lo alto. Vuelve el desfile, aunque con restricciones. Cientos de personas han participado esta vez en uno de los mayores y más populares eventos de Europa que cada año suele reunir a 2 millones de personas. Este año no ha habido carrozas y el aforo estaba limitado debido a la pandemia.

"No va a haber, por ejemplo, carrozas pero eso es lo de menos, lo que importa es pues celebrarlo y que la gente se dé cuenta de que no pasa nada, que no hacemos daño a nadie", señala uno de los participantes.

El Orgullo de este año está dominado por la nueva "ley trans", que se votará esta semana en el Congreso. Permitirá cambiar el nombre y género en el registro civil con una declaración jurada y sin examen médico. Además, reconoce a las personas que no se identifican ni como hombres ni como mujeres y propone eliminar el campo de género en sus documentos oficiales.

Una participación limitada a 25.000 personas

"Los derechos no se negocian, se legislan: ¡por una Ley Integral Trans ya!" fue lema principal de la manifestación, en referencia al anteproyecto legislativo que el Gobierno español aprobó el martes pasado, después de meses de discrepancias y negociaciones en el seno del propio Ejecutivo.

Según la propuesta gubernamental, a partir de los 14 años se podrá cambiar de sexo en el registro civil con un simple trámite administrativo, sin necesidad de informes sanitarios ni legales. Los menores de 12 a 14 años, requerirá de una autorización judicial para proceder a tal modificación.

Tras la pancarta que abría la manifestación caminaban activistas trans de las dos asociaciones convocantes, FELGTB y COGAM. También se manifestaron políticos de izquierda y liberales.

La marcha de este año también sirvió para rechazar el ascenso de la extrema derecha y la legitimación de los discursos de odio y recordar, además, los 40 años de la aparición del primer caso de VIH en el mundo, a las personas fallecidas y luchar contra el estigma de quienes lo padecen.

"Este año es un año puramente reivindicativo", dijo a la prensa la presidenta de COGAM, Carmen García de Merlo; la lucha LGTBI pretende "recuperar la calle", aunque con la responsabilidad de guardar, recordó, las medidas sanitarias de prevención, como la distancia de seguridad entre personas y el uso de mascarillas.

De Merlo criticó al Ayuntamiento de Madrid, gobernado por conservadores y liberales, porque "prácticamente no ha hecho nada" para ayudar a organizar la manifestación.