Última hora
This content is not available in your region

2000 km para pedir un salario mínimo

Por Aida Sanchez Alonso
euronews_icons_loading
Caravan of Social Rights. ETUC/ES
Caravan of Social Rights. ETUC/ES   -   Derechos de autor  ETUC/ES
Tamaño de texto Aa Aa

De Bucarest a Bruselas, 2000 km para pedir un salario mínimo justo a nivel europeo. Un grupo de 13 trabajadores rumanos ha formado una caravana para exigir mejores derechos sociales y condiciones laborales. Rumanía tiene uno de los salarios más bajos de la UE con solo 460 euros al mes. El país se enfrenta a una situación difícil, con muchos ciudadanos que abandonan Rumanía hacia otros países de la UE.

"La iniciativa de la Comisión es apoyada por la mayoría de los trabajadores porque es la única forma de escapar de la pobreza que se extiende por toda Rumanía. Ahora tenemos más de 4,4 millones de ciudadanos que se han ido a otras partes de Europa y si las cosas no cambian en los próximos dos años podemos llegar a siete u ocho millones de ciudadanos rumanos que se irán porque no pueden encontrar trabajo, y al mismo tiempo el trabajo que encuentran en Rumanía es inaceptable y de muy bajo nivel", ha asegurado a Euronews Bogdan Iuliu Hossu, presidente del sindicato ALFA Cartel.

En octubre, la Comisión Europea presentó una propuesta sobre una directiva de salarios mínimos en toda Europa. El objetivo es que todos los trabajadores europeos puedan tener sueldos justos y ganarse la vida dignamente en la Unión Europea. Pero no pretende tener un salario mínimo universal para los Veintisiete. Ahora el texto se está debatiendo tanto en el Parlamento como en el Consejo, donde ha encontrado voces discordantes.

"Esperamos que la Comisión Europea finalmente intervenga en la situación rumana. No podemos tolerar que en un país donde tenemos los salarios más bajos de Europa, donde las condiciones laborales se han visto significativamente afectadas por la pandemia y donde los niveles de pobreza son tan altos, no podamos aceptar que la Comisión simplemente ignore la situación. El gobierno rumano ha implementado unas reformas horribles que han desmantelado por completo el diálogo social y la negociación colectiva en el país", ha reclamado el secretario general de ETUC, Luca Visentini.

La directiva podría cambiar las reglas del juego en los países de Europa del Este. Bulgaria, Eslovenia o Hungría son algunos de los países con salarios más bajos de la UE. Pero se enfrentan a la oposición de los países nórdicos que temen un empeoramiento de sus condiciones y de la negociación colectiva.