Última hora
This content is not available in your region

Un meteorito ilumina Noruega; partes podrían haber caído cerca de Oslo

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Rumbling meteor lights up Norway; part of it may have landed near Oslo
Rumbling meteor lights up Norway; part of it may have landed near Oslo   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Tamaño de texto Aa Aa

Por Nora Buli

OSLO, 25 jul – Un “meteorito inusualmente grande” iluminó brevemente el sur de Noruega el domingo, creando un espectacular despliegue de luz y sonido, y fragmentos del cuerpo pueden haber caído a la Tierra, posiblemente no muy lejos de la capital, Oslo, dijeron los expertos.

No hubo informes inmediatos de heridos o daños.

Los informes de avistamientos empezaron a llegar alrededor de la una de la madrugada y el fenómeno se vio hasta el norte de Trondheim.

Una cámara web en Holmestrand, al sur de Oslo, captó una bola de fuego que caía del cielo y se convertía en un brillante destello que iluminaba un puerto deportivo.

La red noruega de meteoros analizaba el domingo las imágenes de video y otros datos para tratar de determinar el origen y el destino del meteoro.

Los datos preliminares sugieren que un meteorito podría haber impactado en la Tierra en una gran zona boscosa, llamada Finnemarka, a sólo 60 km (40 millas) al oeste de la capital, Oslo, dijo la red.

“Fue una locura”, dijo a Reuters Morten Bilet, que vio y oyó el meteorito.

Hasta el domingo por la tarde no se habían encontrado restos y, dada la ubicación, se podría tardar “unos 10 años” en buscar posibles restos de meteoritos, dijo Bilet.

El meteoro viajó a una velocidad de entre 15 y 20 kilómetros por segundo e iluminó el cielo nocturno durante unos cinco o seis segundos, dijo Bilet. El cielo de verano era oscuro, ya que los días empiezan a ser más cortos desde finales de junio.

Algunos testigos presenciales también dijeron que sintieron un viento más fuerte y que el evento también provocó una ola de presión, dijo Bilet.

“Lo que tuvimos anoche fue una gran roca que viaja probablemente desde entre Marte y Júpiter, que es nuestro cinturón de asteroides. Y cuando llega, crea un estruendo, una luz y una gran excitación entre nosotros (los expertos) y quizás algo de miedo entre los demás”, dijo Bilet.

No hubo informes de daños ni de personas especialmente asustadas, dijo Bilet, añadiendo que para los más cercanos fue más bien un acontecimiento “espeluznante”.