Última hora
This content is not available in your region

China culpa a EEUU por el "estancamiento" de sus relaciones

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
China blames U.S. for standstill in ties, making 'imaginary enemy'
China blames U.S. for standstill in ties, making 'imaginary enemy'   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Tamaño de texto Aa Aa

Por Yew Lun Tian

PEKÍN, 26 jul – China culpó el lunes a Estados Unidos del “estancamiento” en sus relaciones bilaterales, acusando a Washington de crear un “enemigo imaginario”, estableciendo un tono de confrontación durante una reunión con la vicesecretaria de Estado estadounidense, Wendy Sherman.

Sherman, la diplomática estadounidense número dos, llegó el domingo para celebrar unas infrecuentes conversaciones cara a cara en la ciudad norteña de Tianjin, en medio del empeoramiento de las relaciones entre las dos mayores economías del mundo.

“Las relaciones entre Estados Unidos y China están estancadas y se enfrentan a graves dificultades”, dijo el viceministro de Asuntos Exteriores, Xie Feng, durante la reunión, según la televisión estatal.

“Estados Unidos quiere reavivar el sentimiento de propósito nacional estableciendo a China como un ‘enemigo imaginario’”.

Sherman, cuya visita a China se añadió a última hora a un itinerario asiático que incluía paradas en Japón, Corea del Sur y Mongolia en medio de disputas sobre el protocolo entre Pekín y Washington, tenía previsto reunirse más tarde el lunes con el ministro de Asuntos Exteriores, Wang Yi, miembro del consejo de Estado de China.

El sábado, Wang había advertido que China no aceptaría que Estados Unidos adoptara una posición “superior” en la relación, un día después de que China anunciara sanciones al exsecretario de Comercio estadounidense Wilbur Ross y a otras personas.

Altos cargos estadounidenses habían esbozado la posición esperada de Sherman durante las conversaciones, diciendo que Estados Unidos daba la bienvenida a la competencia con Pekín, pero que insistiría en la igualdad de condiciones y en los “guardarraíles” para evitar conflictos.

El Gobierno y los legisladores estadounidenses se han mostrado críticos con la política de China en Hong Kong y Xinjiang, y el Senado de Estados Unidos ha aprobado este mes un proyecto de ley para prohibir las importaciones procedentes de la lejana región occidental, alegando problemas de trabajos forzados.

El miércoles pasado, el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, dijo que Sherman viajaría a China “desde una posición de fuerza”.