Última hora
This content is not available in your region

Los otros debates sobre los derechos LGBTI

Access to the comments Comentarios
Por Aida Sanchez Alonso
euronews_icons_loading
A protester holds up a heart with the rainbow colours splattered with red paint during a demonstration to protest against LGTBQ-phobia in Madrid
A protester holds up a heart with the rainbow colours splattered with red paint during a demonstration to protest against LGTBQ-phobia in Madrid   -   Derechos de autor  OSCAR DEL POZO/AFP
Tamaño de texto Aa Aa

Hungría y Polonia acostumbran a centrar toda la atención cuando se habla de los derechos del colectivo LGBTI en Europa. Pero no son los únicos países de la UE donde hay un debate abierto

Según la asociación proLGBTI europea ILGA en los últimos años se ha producido un estancamiento. O incluso un empeoramiento. Especialmente en lo que respecta a los derechos de las personas trans. "No son solo los países donde hay gobiernos que atacan deliberadamente los derechos LGBTI, se ve también con bastante frecuencia en países donde piensan que ya lo han hecho todo. Dicen "hemos hecho tantas cosas por los derechos LGBTI vamos a pasar ahora a otra cosa". Pero en realidad, a menudo, lo que está sucediendo es que una gran parte de los derechos defienden la orientación sexual pero no tanto la identidad de género o las características de sexo. Por eso la situación es diversa en Europa, en lugar de este falso binarismo entre este y oeste", explica Belinda Dear de ILGA Europe.

Según ILGA Europe, al menos 15 países europeos están trabajando en nueva legislación. En Italia, un proyecto de ley que quiere que los crímenes contra el colectivo LGBTI pasen a formar parte de la lista de crímenes de odio está recibiendo una feroz oposición de la iglesia y de los partidos de derecha.

En España, la nueva propuesta de ley trans también está provocando un fuerte debate. Podemos, miembro de la coalición de gobierno, cree que la nueva ley sería vital para la despatologización de las personas trans."En España a día de hoy es necesaria una hormonación de dos años para que las personas trans puedan cambiar su sexo y con esta ley lo que estaríamos haciendo es que solo sea necesaria la voluntad de esa persona de cambiar su sexo y así declararlo ante el registro civil. Y en un plazo de tres meses podría cambiar su sexo y por supuesto su nombre. Y creemos que esto es un avance muy importante que va en la línea de lo que han dicho tanto las distintas instancias europeas como tanto a nivel internacional", asegura la asesora del Ministerio de Igualdad del Gobierno de España, Ángela Rodríguez Pam.

Pero a los partidos de derechas les preocupa que ponga en riesgo el sistema legal. "Parece que con un trámite de cuatro meses uno puede decidir su de género, por lo tanto es lo que han llamado autodeterminación de género y en un plazo de cuatro meses uno puede cambiar de género sin intervención de médicos, del sector médico, sin intervención de prácticamente nadie", lamenta la eurodiputada del PPE, Rosa Estaràs.

La nueva legislación puede ser clave para mejorar los derechos de las personas LGBTI, en un momento en el que los delitos de odio están creciendo en toda Europa. El impacto de la extrema derecha y los populismos son una de las razones por las que la violencia contra las minorías ha aumentado en los últimos meses.