Última hora
This content is not available in your region

La covid-19 en la UE | Restricciones, protestas, desescaladas y avances en la vacunación

Access to the comments Comentarios
Por Blanca Castro  & Euronews con Agencia Efe
euronews_icons_loading
Personas sentadas en la terraza de un café en el centro de Lisboa, el viernes 4 de junio de 2021.
Personas sentadas en la terraza de un café en el centro de Lisboa, el viernes 4 de junio de 2021.   -   Derechos de autor  AP / Armando Franca
Tamaño de texto Aa Aa

A partir del 1 de agosto, Alemania exige un test negativo a todos los viajeros de doce años en adelante que quieran ingresar en su territorio y no hayan recibido la pauta completa o hayan superado la covid-19, independientemente del país de origen.

Para las personas no inmunizadas procedentes de zonas de alto riesgo -entre las que figuran España y Holanda desde el pasado martes- deberán guardar 10 días de cuarentena, que se podrán acortar presentando un test negativo pasados cinco días desde la llegada a Alemania.

Los viajeros que lleguen de zonas con presencia de variantes más agresivas del virus -actualmente Brasil y Uruguay-, deberán guardar 14 días de cuarentena, independientemente de si están inmunizados o no, sin opción de acortar el aislamiento.

Los negacionistas salen a las calles de Berlín

Este sábado en Berlín, al menos 2 000 personas participaron en una protesta no autorizada contra las medidas sanitarias. La policía detuvo alrededor de 500 personas durante la jornada por actos vandálicos.

En tanto, la incidencia acumulada en siete días en Alemania sube desde hace casi cuatro semanas y se sitúa en 17,5 nuevos contagios por cada 100.000 habitantes -con 14.558 positivos en una semana-, frente a 16,9 ayer y 13,8 el pasado domingo.

Dinamarca libera espacios de ocio del 'pase covid'

En Dinamarca ya no es necesario el "pase covid" para ingresar en las salas de espectáculos, teatros y cines que alberguen menos de 500 espectadores. Lo mismo se aplica para los museos, mercados y zoológicos. Y los eventos al aire libre con menos de 2.000 espectadores también estarán exentos de este requisito.

Portugal comienza su nueva desescalada

Portugal comienza un plan de tres fases para aliviar las restricciones covid progresivamente hasta octubre, una iniciativa basada en el avance de la vacunación y la caída de los contagios tras haber superado en julio el pico de su cuarta ola.

Este domingo, día en que el 57 % de la población estará inmunizada, arranca la primera fase, en la que se unifican normas para todo el país y comercio y restaurantes recuperan sus horarios normales, pudiendo abrir hasta las dos de la madrugada.

Además, se elimina el toque de queda a partir de las 23.00 que estaba en vigor en los municipios con mayor incidencia, entre ellos Lisboa y Oporto.

Los establecimientos nocturnos exigirán el certificado digital covid

Cambios que prometen animar desde la noche de este domingo la vida nocturna de Portugal, donde además se ha conocido en las últimas horas que también podrán abrir los bares de copas, uno de los más afectados por la pandemia, si cumplen con las mismas normas que la restauración.

Tendrán por tanto que pedir certificado digital o test negativo para admitir personas en el interior desde la noche del viernes y durante todo el fin de semana -no así en terrazas- y podrán operar como máximo hasta las dos de la madrugada. Además, no se podrá bailar en estos espacios.

Quedan a espera las discotecas, que no se prevé que abran hasta la última fase del plan, prevista para comenzar en octubre.

Según el plan del Gobierno, la segunda fase comenzará cuando el 70 % de la población esté inmunizada, algo que se prevé suceda a inicio de septiembre, momento en que dejará de ser obligatorio llevar mascarilla en la calle y aumentarán aforos en bodas y bautizos (75 %) y espectáculos culturales (70%).

Victoria de los hinchas marselleses contra la covid

Otra apertura sucede en la ciudad francesa de Marsella, el estadio Velódromo vuelve a abrir sus puertas con un partido amistoso entre el Olímpico y el Villareal. Un ambiente frenético y de mucha ilusión para los 30 000 aficionados presentes. Durante la pandemia, el estadio servía como centro de pruebas covid y luego como punto de vacunación.