Última hora
This content is not available in your region

El embajador de Túnez ante la UE, Nabil Ammar, defiende la suspension del parlamento

Access to the comments Comentarios
Por euronews
euronews_icons_loading
Nabil Ammar, embajador de Túnez ante la UE asegura que los diputados detenidos tienen la mejor oportunidad para defenderse.
Nabil Ammar, embajador de Túnez ante la UE asegura que los diputados detenidos tienen la mejor oportunidad para defenderse.   -   Derechos de autor  Euronews
Tamaño de texto Aa Aa

El Presidente tunecino Kais Saied ha nombrado nuevos ministros, pero el país sigue sumido en la confusión desde que destituyó al Primer Ministro y suspendió el Parlamento.

La Unión Europea y Estados Unidos han expresado su preocupación por el uso excesivo de los poderes constitucionales de emergencia y por el futuro de la democracia en el país.

En una entrevista con euronews, el embajador de Túnez ante la Unión Europea Nabil Ammar, defiende las decisiones del presidente y asegura que son necesarias para salvar el país:"Todos estos últimos años en Túnez hemos vivido, como tunecinos, al ritmo de los escándalos, uno mayor que otro, sin ver... la solución, sin ver los juicios, sin ver avances, luego nos enteramos de un nuevo escándalo que estalla, otro aún mayor que el anterior y luego nada, unos días después nada... ¡otro escándalo! Esto no puede seguir así".

Cuando nuestra compañera Anelise Borges le recuerda que durante el fin de semana han sido detenidos tres diputados, opositores al presidente Saied y que se habla de una purga, el embajador Ammar respondió:"Si la justicia sigue su curso, yo no me meto, no voy a hacer ningún juicio, no tengo derecho a hacerlo, la justicia debe ser independiente ... Pero si no tienen nada que ocultar, ¿qué problema hay en comparecer ante la justicia y defenderse? ¿Donde está el problema? Si yo fuera un diputado bajo sospecha, me presentaría ante el juez ... para aclarar las cosas, pero no me escondería detrás de la inmunidad".

Pero la principal fuerza de oposición, el partido islamista de centro derecha Ennahda, Renovación, ha acusado al presidente Saied de dar un golpe de Estado.

La fiscalía tunecina ha abierto varias investigaciones contra responsables y miembros de partidos políticos e instituciones nacionales. Hasta ahora se jan saldado han saldado con la primera detención de un diputado, sentenciado en 2018 a tres meses de prisión por injurias al Ejército y al presidente, pena que no había cumplido gracias a su inmunidad.

Túnez inició su transición democrática en 2011 con la llamada Revolución de los Jazmines, que puso fin a dos décadas de dictadura de Zine El Abidine Ben Ali. Desde ese entonces se han sucedido diez gobiernos y la crisis económica y social se ha agravado.