Última hora
This content is not available in your region

Warholm supera su anterior record mundial

Access to the comments Comentarios
Por Euronews
euronews_icons_loading
Batió su propio record mundial en Tokio
Batió su propio record mundial en Tokio   -   Derechos de autor  AFP
Tamaño de texto Aa Aa

El noruego Karsten Warholm realizó una impresionante carrera de 400 metros vallas masculinos para superar su anterior récord mundial y hacerse con el oro en Tokio 2020.

Warholm, de 25 años, terminó en 45,94 segundos y rebajó en más de siete décimas su antiguo récord, mientras que el estadounidense Rai Benjamin le pisó los talones y se hizo con la plata, tras batir también la anterior plusmarca.

Warholm había establecido el anterior récord mundial de 46,70 en Oslo en julio.

La brasileña Alison dos Santos se hizo con la medalla de bronce con un tiempo de 46.72.

La alemana Malaika Mihambo refrendó su campeonato mundial de 2019 en salto de longitud femenino con una medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Tokio, al negar a la estadounidense Brittney Reese un segundo oro olímpico con un salto decisivo en la ronda final.

Mihambo saltó 7,00 metros en su sexto y último intento, llevándose la mejor marca y asegurando que el concurso no diera lugar a la primera distancia de menos de siete metros que gana una medalla de oro en 21 años.

Mihambo era tercera, por detrás de Reese y de la nigeriana Ese Brume, al llegar a la sexta ronda, en la que Reese y Brume estaban empatadas con la mejor marca, 6,97 metros. Ambas atletas tuvieron una oportunidad para responder a la marca de Mihambo, pero ninguna de ellas pudo mejorar sus mejores saltos anteriores.

Reese obtuvo la medalla de plata sobre Brume por tener la segunda mejor marca, el criterio de desempate en las pruebas de salto de longitud y triple salto. La atleta de 34 años se aseguró su tercera medalla olímpica en sus cuartos -y dice que últimos- Juegos, tras ganar el oro en Londres 2012 y la plata en Río 2016.

Alemania se convirtió en el primer equipo de persecución femenina en vencer a Gran Bretaña en una final olímpica, al batir su propio récord mundial con un tiempo de 4:04.259 en ciclismo en pista en el Velódromo de Izu.

El equipo formado por Franziska Brausse, Lisa Brennauer, Lisa Klein y Mieke Kroege aventajó a las británicas en casi 2 segundos en el ecuador de la carrera de 4.000 metros y nunca miró atrás. Las británicas terminaron en 4:10.607.

Gran Bretaña había ganado la medalla de oro en los tres Juegos Olímpicos anteriores.

Las estadounidenses, campeonas del mundo, se impusieron a Canadá para conseguir la medalla de bronce.

El húngaro Balint Kopasz se hizo con la medalla de oro en la prueba de 1.000 metros individuales de kayak masculino en los Juegos Olímpicos de Tokio el martes.

El compatriota de Kopasz, Adam Varga, se llevó la medalla de plata, mientras que el portugués Fernando Pimenta se hizo con el bronce.

Los regatistas británicos consiguieron un magnífico botín de dos oros y una plata en una jornada de vela repleta de actividades, ya que la falta de viento del lunes fue sustituida por algunas regatas de medalla en el penúltimo día de competición olímpica en el puerto de yates de Enoshima.

Dylan Fletcher y Stuart Bithell protagonizaron la mejor de las actuaciones con una sensacional victoria en la clase 49er masculina, imponiéndose a los campeones neozelandeses de Río 2016, Peter Burling y Blair Tuke, mientras que los alemanes Erik Heil y Thomas Ploessel se hicieron con el bronce.

Antes, las brasileñas Martine Grael y Kahena Kunze, vigentes campeonas olímpicas, ganaron la prueba de 49er FX femenino. Las alemanas Tina Lutz y Susann Beucke se llevaron la plata, y las holandesas Annemiek Bekkering y Annette Duetz el bronce.