Última hora
This content is not available in your region

Los medios estatales chinos rebajan las críticas a la industria de los videojuegos

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Baffled investors fear nothing's off limits in China regulatory crackdown
Baffled investors fear nothing's off limits in China regulatory crackdown   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Tamaño de texto Aa Aa

SHANGHÁI, 4 ago – Los medios de comunicación estatales chinos atenuaron sus críticas a la industria de los videojuegos el miércoles, un día después de que un artículo con duras críticas hiciera caer las acciones de Tencent Holdings, aunque siguieron insistiendo en la preocupación por el uso de Internet por parte de los menores.

Los artículos siguieron al publicado el martes en el Economic Information Daily, que calificaba los videojuegos en línea de “opio espiritual” y añadía: “No se debe permitir que ninguna industria se desarrolle de forma que destruya a una generación”.

El artículo se hizo viral y reavivó los temores de los inversores sobre la intervención del Estado, después de que Pekín ya apuntara a los sectores de la educación y la tecnología, haciendo desaparecer en un momento dado 60.000 millones de dólares del precio de las acciones del gigante del juego Tencent Holdings Ltd.

La frase “opio espiritual” había sido eliminada en una versión que el medio volvió a publicar a última hora del martes.

El miércoles, el Diario del Pueblo, periódico oficial del Partido Comunista en el poder, afirmó en un artículo de opinión que “todos los sectores de la sociedad” debían prestar atención a la protección de los menores frente a los peligros de Internet y sumarse a ella, sin atribuirles ninguna culpa.

El Securities Daily, que también está respaldado por el Estado, dijo en un comentario de primera página que, si bien era necesario imponer mayores requisitos a las empresas de videojuegos, había que promover urgentemente el desarrollo saludable de la industria.

Las acciones de Tencent subían hasta un 5,3% el miércoles.