Atacadas propiedades de ciudadanos sirios en Ankara tras la muerte de un joven turco

Atacadas propiedades de ciudadanos sirios en Ankara tras la muerte de un joven turco
Atacadas propiedades de ciudadanos sirios en Ankara tras la muerte de un joven turco Derechos de autor Thomson Reuters 2021
Por Reuters
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button

ANKARA, 12 ago - Una multitud atacó durante la noche tiendas y casas de ciudadanos sirios en la capital de Turquía, Ankara, tras una pelea callejera que acabó con un joven turco apuñalado de muerte, según dijeron un testigo y varios medios de comunicación.

Durante los disturbios en el distrito de Altindag, en Ankara, se rompieron los cristales de las tiendas y las casas de varios ciudadanos sirios y se volcó e incendió un vehículo. La policía disparó al aire en un momento dado en un intento de detener la violencia, dijo el testigo.

Los disturbios se produjeron tras una pelea entre jóvenes turcos y sirios el martes. La cadena de televisión CNN Turk dijo que un joven turco había muerto y otro había resultado herido.

Dos extranjeros han sido acusados y puestos en prisión preventiva por la muerte del joven, informó la agencia de noticias estatal Anadolu.

La policía de Ankara dijo que había detenido a 76 personas por participar en los disturbios o por hacer publicaciones engañosas en redes sociales con el fin de provocar a los ciudadanos turcos después de la pelea del martes.

Según la policía, 38 de los detenidos tenían antecedentes penales, entre ellos por saqueos, violencia y robos.

Turquía acoge a unos 3,7 millones de refugiados sirios y los últimos disturbios se producen en un momento de preocupación por el creciente número de refugiados afganos que llegan al este de Turquía desde Irán, en pleno conflicto en Afganistán.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Agricultores marroquíes denuncian "los ataques" de los españoles a sus camiones

Una multitud despide a Navalni en Moscú tras su muerte en prisión

Hungría levanta un muro jurídico contra la inmigración