Última hora
This content is not available in your region

EEUU autoriza las vacunas COVID de refuerzo para las personas con inmunodeficiencias

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
EEUU autoriza las vacunas COVID de refuerzo para las personas con inmunodeficiencias
EEUU autoriza las vacunas COVID de refuerzo para las personas con inmunodeficiencias   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Tamaño de texto Aa Aa

12 ago – La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos autorizó el jueves una dosis de refuerzo de las vacunas contra la COVID-19 de Pfizer Inc y Moderna Inc para las personas con sistemas inmunitarios comprometidos.

Otros países, como Israel y Alemania, tienen previsto administrar o han administrado ya la tercera inyección para evitar otra crisis debida a la contagiosa variante delta del coronavirus.

Los científicos siguen divididos sobre el uso generalizado de los refuerzos de la vacuna contra la COVID-19 entre quienes no tienen problemas subyacentes, ya que los beneficios de los refuerzos siguen sin estar determinados.

Pfizer ha dicho que la eficacia de la vacuna que desarrolló con BioNTech disminuye con el tiempo, citando un estudio que mostró una eficacia del 84% desde un pico del 96% cuatro meses después de una segunda dosis. 

Moderna también ha dicho que ve necesaria una posible dosis de refuerzo, sobre todo porque la variante delta ha provocado infecciones puntuales en personas completamente vacunadas. 

El regulador sanitario estadounidense modificó el jueves las autorizaciones de uso de emergencia de las vacunas para permitir una dosis adicional en determinadas personas, concretamente en el caso de los receptores de trasplantes de órganos sólidos o de los que hayan sido diagnosticados con afecciones que se consideren con un nivel equivalente de compromiso inmunitario.

Los informes sobre infecciones entre las personas vacunadas y la preocupación por la disminución de la protección han impulsado a las naciones ricas a distribuir vacunas de refuerzo, incluso cuando muchos países tienen dificultades para acceder a las primeras dosis de la vacuna.

La Organización Mundial de la Salud pidió la semana pasada una moratoria para las inyecciones de refuerzo de la vacuna contra la COVID-19 hasta al menos finales de septiembre.

Multiplicados por la variante delta, los casos de coronavirus en Estados Unidos han alcanzado su nivel más alto en más de seis meses, según un recuento de Reuters.

Las personas con sistemas inmunitarios débiles podrían no estar suficientemente protegidas por sus actuales vacunas contra la COVID-19, según las autoridades sanitarias estadounidenses. 

Los reguladores estadounidenses deben autorizar plenamente las vacunas contra la COVID-19 o modificar sus aprobaciones de uso de emergencia antes de que los responsables puedan recomendar otras inyecciones. Un grupo de asesores de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EEUU se reunirá el viernes para debatir la idoneidad de las personas con inmunodeficiencias a la hora de recibir dosis de refuerzo.

Los analistas de Wall Street esperan que la autorización de una dosis de refuerzo para una población extensa refuerce los beneficios de los fabricantes de la vacuna contra la COVID-19, ya que cientos de millones de personas totalmente inoculadas volverán a solicitar una dosis adicional.