Última hora
This content is not available in your region

La UE intentará detener los flujos migratorios masivos desde Afganistán - informe preliminar

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
La UE intentará detener los flujos migratorios masivos desde Afganistán - informe preliminar
La UE intentará detener los flujos migratorios masivos desde Afganistán - informe preliminar   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Tamaño de texto Aa Aa

BRUSELAS, 30 ago – Los ministros de Interior de la Unión Europea dirán el martes que están decididos a actuar para evitar la migración incontrolada desde Afganistán, según un informe preliminar visto por Reuters.

Los Gobiernos de la UE están dispuestos a evitar que se repita la afluencia caótica de inmigrantes de 2015, que pilló al bloque desprevenido y sembró divisiones entre los Estados de la UE, alimentando el apoyo a los partidos de extrema derecha mientras se multiplicaban los campos de refugiados en Grecia y otros países.

“Basándose en las lecciones aprendidas, la UE y sus Estados miembros están decididos a actuar en común para evitar que se repitan los movimientos migratorios ilegales y descontrolados a gran escala a los que se enfrentaron en el pasado, preparando una respuesta coordinada y ordenada”, dirán los ministros, según el borrador, fechado el 28 de agosto.

El documento no contiene detalles concretos sobre las nuevas medidas.

Los ministros se reunirán de urgencia el martes en Bruselas para debatir las consecuencias de la crisis de Afganistán. La UE anunció la semana pasada más ayuda para Afganistán y los países de su entorno.

Los ministros de Interior reiterarán esa promesa de aportar más fondos, aunque el reparto de la ayuda se ha vuelto más complicado desde que los talibanes retomaron el control del país, según los dirigentes de la UE.

“La UE también debería reforzar el apoyo a los países de la vecindad inmediata de Afganistán para garantizar que los necesitados reciban una protección adecuada principalmente en la región”, dirán los ministros.

Aunque Turquía ayudó a contener la crisis de 2015 con financiación de la UE al acoger a millones de sirios que huían, Ankara está menos dispuesta a recibir a un gran número de afganos, ya que la pandemia del COVID-19 y la crisis económica ponen a prueba los servicios sociales y de seguridad.

Los ministros se comprometerán a frenar las nuevas amenazas de seguridad procedentes de Afganistán para los ciudadanos de la UE, así como a realizar los controles de seguridad adecuados para los evacuados, según el informe preliminar.