Última hora
This content is not available in your region

Alemania | Despejando incógnitas para formar gobierno

Access to the comments Comentarios
Por Escarlata Sánchez
euronews_icons_loading
Alemania | Despejando incógnitas para formar gobierno
Derechos de autor  Martin Meissner/Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved.
Tamaño de texto Aa Aa

Sonrisas y flores en la sede berlinesa del partido Partido Socialdemócrata (SPD) al vencer las elecciones federales de Alemania. El SPD gana por un estrecho margen al bloque de la canciller saliente, Angela Merkel, y presiona por un acuerdo rápido para lograr un gobierno de coalición.

Olaf Scholz vence por la mínima

Olaf Scholz, de centroizquierda, ha pedido a la conservadora Unión Cristianodemócrata (CDU) de Merkel que pase a la oposición tras su peor resultado en unas elecciones nacionales.

Armin Laschet no tira la toalla

Pero Armin Laschet, de la CDU no tira la toalla, considera que las elecciones no dan un mandato claro a ninguno de los dos partidos; y espera aún liderar un nuevo gobierno.

Verdes y liberales tiene la llave

La clave de la coalición la tienen los Verdes y liberales, que deberán limar asperezas en materia económica, fiscal y del cambio climático para entrar en la coalición de gobierno. Los ecologistas se han pronunciado por un tripartito con socialdemócratas y liberales. Mientras que Christian Lindner, cuyo aliado más tradicional sería Laschet, de la CDU, sabe que tendrá que llegar a un acuerdo con los Verdes.

Una nueva coalición progresista

"Los partidos que han querido un cambio para alejarse del statu quo de los últimos años han sido los Verdes y los liberales del FDP. Y por eso debemos mantener conversaciones para convertirnos en el centro progresista de una nueva coalición", declaró Lindner consciente de que liberales y Verdes romperán la baraja.

Incógnitas que aún deben despejarse

Según una encuesta del diario Bild Zeitung, el 37% de los alemanes preferiría una coalición con los socialistas del SPD, liberales y verdes. Pero en última instancia vencerá quien sea más hábil negociador y consiga ganarse a los dos partidos minoritarios.