Última hora
This content is not available in your region

Reino Unido | Pánico en las gasolineras

Access to the comments Comentarios
Por Tadhg Enright
euronews_icons_loading
Una gasolinera
Una gasolinera   -   Derechos de autor  AP
Tamaño de texto Aa Aa

Caos en las gasolineras británicas debido a la crisis del combustible en el Reino Unido. Boris Johnson asegura que abundan las existencias, pero que faltan camioneros que transporten el combustible hasta las gasolineras.

La confianza en punto muerto

Todo ello debido al Brexit, que pone en punto muerto la distribución de carburante. El Gobierno británico se plantea ahora emitir permisos de trabajo temporales para lidiar contra esta crisis, que ha provocado el pánico entre los consumidores.

"He aparcado a unos cinco o seis kilómetros. Llevo llamando toda la mañana a varias gasolineras y nadie contesta", explica esta mujer que se quedó con el depósito vacío.

Racionando el combustible

Muchas gasolineras están racionando el combustible al ver que, cada vez que llega un camión cisterna se crean interminables colas para repostar en los surtidores.

"Llevamos una hora en este atasco por apenas cien metros", dice esta otra automovilista aferrándose a su volante a la derecha.

"Hay tráfico por todas partes. No podemos movernos. Estamos literalmente atrapados en el tráfico, perdiendo el tiempo, es una pesadilla", resumía este otro conductor.

Peleas por adelantamiento indebido

Las motos que intentan colarse, provocan el enfado de otros conductores. El caos que hay aquí contrasta con la tranquilidad de otras gasolineras que símplemente no tienen combustible que vender.

El Gobierno y los líderes del sector aseguran que la crisis se solucionará pronto.

Ni gota de gasolina

"Unas pocas gasolineras se quedaron sin combustible, y al convertirse en noticia provocó el pánico entre la gente que decidió llenar el depósito durante el fin de semana, por lo que muchas gasolineras de todo el país se han quedado sin reservas. Los minoristas están recibiendo combustible y en cuestión de días llegará aún más. Si la gente ha comprado más combustible de lo normal, supongo que no necesitará más durante algún tiempo", decía Simon Williams del Real Club del automóvil.

Marcha atrás en materia de inmigración

La crisis de combustible es también un problema político. Y ha provocado un giro en el Reino Unido en materia de inmigración tras el Brexit, por lo que se permitirá la entrada de hasta cinco mil camioneros extranjeros temporales, para ayudar a salir de esta crisis.

"El Gobierno, los líderes de la industria y los grupos de automovilistas creen que la crisis se calmará si la gente simplemente deja de comprar a lo loco. Pero no es fácil decirle eso a la gente que ve largas colas como ésta. Además, la escasez de conductores de camiones tendrá aún peores consecuencias cuando llegue el invierno."

Fuentes adicionales • Escarlata Sánchez (Voz y texto en español)