Última hora
This content is not available in your region

Ser homosexual es todavía un delito en 78 países

Access to the comments Comentarios
Por Ana LAZARO  & Meabh McMahon
euronews_icons_loading
Ser homosexual es todavía un delito en 78 países
Derechos de autor  Darko Vojinovic/Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved
Tamaño de texto Aa Aa

En el Día Internacional para Salir del Armario, ser homosexual sigue considerándose un delito en 78 países de todo el mundo, incluido Togo.

Euronews ha hablado con una joven togolesa que ha huido de su país para busca asilo en Bélgica y que prefiere mantenerse en el anonimato.

¨"No puedes decírselo a nadie porque cuando la gente lo descubre es realmente muy duro. Incluso pueden matarte ¿Quién va a preocuparse por ti? Nadie. Porque te has convertido en una abominación, no eres lo que Dios dice. Lo normal es estar con un hombre. No es posible vivir así", explica.

Habla inglés y francés, y le gustaría trabajar como enfermera. Pero antes su demanda de asilo debe ser aceptada.

"Para mí, la vida ha sido pensar, ok, tal vez mañana no estaré viva, tal vez me voy a morir". Y añade sobre su nueva vida en Bélgica: "Ahora, aquí, ya no tengo miedo, me siento cómoda. Dentro de mí estoy realmente feliz. Puedo sentir esta felicidad. La verdad es que nadie me juzga. Me siento aceptada"

Para ayudar a la gente en su situación, la UE ha desarrollado una estrategia global. Pero, ¿qué influencia tiene una comisaria europea sobre países donde todavía se puede aplicar la pena de muerte?

"Financiamos oenegés en estos países para que su lucha se haga oír y se trabaje en este área política", explica Helena Dalli, Comisaria europea de Igualdad.

La organización internacional ILGA trabaja para garantizar que los solicitantes de asilo LGBT reciben un trato justo. Cree que la UE debe poner los derechos de los homosexuales en la agenda política internacional , especialmente en las conversaciones comerciales y en las relaciones exteriores.

"Hay elementos en la estrategia europea para mejorar el trabajo de las agencias que gestionan las demandas de asilo en términos de capacitación a nivel nacional. Es un elemento clave para su llegada a Europa", afirma Katrin Hugendubel, de ILGA Europa.