This content is not available in your region

Olimpia enciende la llama olímpica de los Juegos de Invierno de Pekín 2022

Access to the comments Comentarios
Por Euronews en español
euronews_icons_loading
Olimpia enciende la llama olímpica de los Juegos de Invierno de Pekín 2022
Derechos de autor  THANASSIS STAVRAKIS/AFP

La hermosa y mítica Olimpia fue una vez más escenario del encendido de la llama olímpica. En este caso, la de los Juegos de Invierno Pekín 2022, evento para el que quedan poco más de 100 días.

Y una vez más, la ceremonia fue algo más recogida que de costumbre, debido a las medidas restrictivas derivadas de la pandemia, por lo que no hubo presencia de público.

La capital china se convertirá el próximo mes febrero en la primera ciudad que acoja tanto unos Juegos de Verano, los de 2008, como unos de invierno.

"La llama, nacida aquí de la salida del sol, es un poderoso símbolo de las tradiciones y los valores que rigen el movimiento olímpico", recordaba el presidente del Comité Olímpico Helénico, Spyros Kapralos. "Es un conector de los valores olímpicos de la amistad, la solidaridad y el respeto".

"Los Juegos Olímpicos unen a la humanidad en toda su diversidad", decía por su parte el presidente del COI Thomas Bach. "En nuestro frágil mundo, donde la división, el conflicto y la desconfianza van en aumento, los Juegos Olímpicos siempre tienden puentes".

En la ceremonia estuvieron también presentes la presidenta de la República Helénica, Katerina Sakellaropoulou y el representante del Comité Olímpico de China, Yu Zaiqing.

"Este es un momento histórico, ya que nos reunimos en la antigua ciudad de Olimpia para celebrar el encendido de la llama olímpica de los XXIV Juegos Olímpicos de Invierno", decía Zaiqing. "En nombre del presidente de Pekín 2022, el Señor Cai Qi, y del comité organizador, me gustaría expresar nuestros más calurosos saludos y nuestra más sincera gratitud".

La ceremonia fue interrumpida durante unos momentos con la protesta de unos activistas contra la ocupación china del Tíbet, tan solo un día después de la detención en Atenas de otros tres manifestantes que clamaban por el boicot a unos juegos que, sin haber arrancado, ya dan que hablar.