This content is not available in your region

Rusia suspende su misión ante la OTAN, según el ministro Serguéi Lavrov

Access to the comments Comentarios
Por Juan Carlos De Santos Pascual  con EFE
euronews_icons_loading
Serguéi Lavrov habla al margen de la reunión dedicada al 25 aniversario de la Casa de la Diáspora Rusa. Moscú, Rusia, lunes
Serguéi Lavrov habla al margen de la reunión dedicada al 25 aniversario de la Casa de la Diáspora Rusa. Moscú, Rusia, lunes   -   Derechos de autor  AP/Russian Foreign Ministry Press Service

Rusia ha anunciado hoy el cierre de su representación ante la OTAN, así como el de las oficinas de comunicación y de información de la Alianza Atlántica en Moscú, en respuesta a la reciente expulsión de ocho diplomáticos rusos por parte de la Alianza, al considerarlos supuestos espías.

"En respuesta a las acciones de la OTAN detenemos las actividades de nuestra representación permanente ante la Alianza, incluyendo el trabajo de nuestro principal representante militar, a partir del 1 de noviembre", declaró en rueda de prensa el ministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov.

El jefe de la diplomacia rusa señaló que los representantes de la Alianza podrán dirigir sus dudas a la Embajada de Rusia en Bélgica. Uno de los embajadores de la OTAN en Moscú puede efectuar funciones similares en la capital rusa, especificó después el Ministerio de Exteriores.

Lavrov recordó que la OTAN retiró a principios de octubre la acreditación a ocho diplomáticos rusos "sin dar una explicación oficial", aseguró, sobre los motivos de esta decisión, pese a que días antes el secretario general de la Alianza, Jens Stoltenberg, insistió en el interés en "normalizar las relaciones con Rusia".

El jefe de la diplomacia rusa constató que en los últimos seis años la representación rusa ante la OTAN se redujo en dos ocasiones y el nivel de diálogo y cooperación bajó a mínimos.

"Todo esto confirma que la OTAN no está interesada en ningún diálogo en igualdad de derechos ni en ningún trabajo conjunto. Por tanto no vemos la necesidad de continuar actuando como si fuese posible un cambio en el futuro, porque la OTAN ya declaró la imposibilidad de estos cambios", concluyó.