EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

Un gasoducto para superar la dependencia de Rusia

Un gasoducto para superar la dependencia de Rusia
Derechos de autor EV - Euronews
Derechos de autor EV - Euronews
Por Escarlata Sánchez
Publicado
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

El gasoducto entre Polonia y Lituania, cofinanciado por la UE, está a punto de concluirse y permitirá a los países bálticos salir de su aislamiento energético y superar la dependencia de Rusia.

PUBLICIDAD

Un apretón de manos lleno de energía cuando está a punto de concluirse el gasoducto Polonia-Lituania. Una obra de más de 530 kilómetros, que tiene por objetivo superar el aislamiento energético de los países bálticos y su dependencia de Rusia. Con un coste total de más de 550 millones de euros, el gasoducto ha sido cofinanciado por la UE.

"La energía es crucial. Esencial. Y conectar los gasoductos entre nuestros países es todo un símbolo, cuando vemos cómo suben los precios en los mercados energéticos de Europa", decía Piotr Naimski, secretario de infraestructura energética de Polonia.

El gasoducto permitirá una mayor flexibilidad en el suministro de gaz, tanto para Lituania como para Polonia, que actualmente depende en gran medida del carbón.

"Prevemos que el gas de nuestra terminal lituana se traslade a Polonia, e inversamente, si el precio es correcto, por lo que aumentará así la competitividad, proporcionando mejores precios a nuestros consumidores", declaraba el ministro de Energía de Lituania, Dainius Kreivys.

El gasoducto de 534 kilómetros llevará 3.400 millones de metros cúbicos de gaz al año. Las obras se han completado al 95%. El gas debería empezar a fluir a mediados de 2022.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

El precio del gas sigue subiendo a la espera de que Rusia suministre lo prometido a Europa

Tras muchos obstáculos, Gazprom anuncia que el gasoducto Nord Stream 2 está terminado

Movimiento en Lituania contra la central nuclear bielorrusa de Astravets