This content is not available in your region

El mundo marca otro récord de emisiones en 2020 a pesar de las restricciones de la pandemia

Access to the comments Comentarios
Por Juan Carlos De Santos Pascual  con EFE
euronews_icons_loading
El mundo marca otro récord de emisiones en 2020 a pesar de las restricciones de la pandemia
Derechos de autor  Sam McNeil/AP

El 2020, el año de la pandemia se volvió a marcar récord de emisión de gases de efecto invernadero según la ONU. La Organización Meteorológica Mundial alerta de la urgencia de reducir las emisiones después de observar que ni con las restricciones ni con la caída temporal del 5,6% de las emisiones haya cambiado la tendencia. En su informe anual indica, por ejemplo, que el dióxido de carbono alcanzó 413 partes por millón en 2020, frente a las 410 de 2019.

Petteri Taalas, secretario general de la Organización Meteorológica Mundial, ha señalado: "Hemos vuelto a batir récords en los principales gases de efecto invernadero: el dióxido de carbono, el metano y el óxido nitroso. Una tendencia negativa que venimos observando desde hace décadas y que también ha continuado ".

El organismo ha señalado que no hay tiempo que perder para adoptar cambios en el modo de vida. Las emisiones aumentaron a un ritmo más rápido que la media anual de la última década. La dura advertencia se produce a 6 días de que comience la Conferencia de la ONU sobre el Cambio Climático COP26 en Glasgow.

"Tenemos que replantearnos nuestros sistemas industriales, energéticos y de transporte, todo nuestro modo de vida", ha declarado el secretario general de la OMM, el finlandés Petteri Taalas, al presentar los nuevos datos, con los que la agencia espera influir en las acciones que la comunidad internacional adopte en Glasgow.

"Muchos países están ahora fijando objetivos de neutralidad de carbono, y es de esperar que en la COP26 de Glasgow haya un dramático aumento en esos compromisos", ha analizado Taalas, quien aseveró que los cambios "son viables económica y técnicamente, y no hay tiempo que perder para adoptarlos".

La deforestación del Amazonas ha reducido la absorción de CO2

Uno de los puntos más alarmantes del informe es el que señala que partes de la Amazonía, considerada tradicionalmente como uno de los grandes pulmones del planeta y con ello fuente fundamental de absorción de dióxido de carbono, son ya emisoras netas de ese gas.

La jefa de investigación atmosférica y medioambiental de la OMM, Oksana Tarasova, detalló que este cambio se ha producido concretamente en áreas del este de la selva amazónica, y que aunque los incendios han sido un factor importante en el fenómeno, éste se ha debido sobre todo a la deforestación.

Según la OMM, la mitad del dióxido de carbono producido por la actividad humana es absorbido por la atmósfera y la otra mitad por océanos y suelos que actúan de amortiguadores del efecto invernadero, pero la organización advierte que la capacidad absorbente de éstos dos últimos puede reducirse en el futuro.

Las sequías e incendios forestales podrían reducir la absorción de CO2 en la corteza terrestre, y lo mismo puede ocurrir en las aguas marinas a causa del freno de la circulación oceánica que podría conllevar el deshielo en los polos.

El informe de la OMM advierte que los niveles de CO2 en la atmósfera, un gas que es responsable del 80 % del calentamiento global, son ya un 149 % superiores a los de la era preindustrial, y dada su larga duración pueden contribuir a un aumento de las temperaturas durante décadas, incluso logrando emisiones netas cero.

También vaticina que al término de 2021 las concentraciones de CO2 volverán a marcar niveles récord, y en este sentido mediciones realizadas a mitad de año en observatorios como los de Tenerife (España) y Hawai (EEUU) registraron concentraciones de hasta 419 partes por millón.