This content is not available in your region

Isla de Pascua | El pueblo Rapa Nui vota 'no' al regreso de los turistas

Access to the comments Comentarios
Por Carmen Menéndez
euronews_icons_loading
Habitante de la isla de Pascua participa en la consulta
Habitante de la isla de Pascua participa en la consulta   -   Derechos de autor  AFP

Enclavada en mitad del océano Pacífico, a 3700 kilómetros al oeste de la costa de Chile, la isla de Pascua con sus icónicos moais lleva casi dos años prácticamente aislada del mundo debido a la pandemia.

Dos años en los que no ha habido ni vuelos comerciales ni turistas, su principal fuente de ingresos, pero en los que al mismo tiempo ha conseguido mantenerse a salvo de la COVID-19, pues solo se han registrado 8 casos y ninguno de ellos letal.

Y el pueblo Rapa Nui, originario de la isla, quiere que siga siendo así. El 67 % de los participantes en un referéndum han votado "no" al regreso de los turistas.

AFP
Moais en la isla de PascuaAFP

No obstante, la participación ha sido muy baja. De 10 000 habitantes de Pascua solo tomaron parte 972 personas. Las opiniones están divididas. Unos creen que la isla puede sobrevivir aislada, como antiguamente vivía el pueblo Rapa Nui, al tiempo que se preserva de la COVID-19. Es el caso de Hugo Atan, empleado municipal:

"Yo vote porque no se abra la isla porque todavía estamos con muy poca de seguridad con respeto de la pandemia", afirma.

Otros creen que la situación económica se está volviendo insostenible y urge reabrir la isla.

"En la isla, hemos vivido casi dos años sin turistas y vemos que hemos ido haciendo el esfuerzo como vivir. Pero más allá, no podemos. Para dos años, está bien, para tres años, quizás, pero para muchos, no se puede vivir", afirma Uri Erisa Tuki Teave, habitante de la isla.

Más del 73 % de la población de Pascua está vacunada contra el coronavirus. Sin embargo, el centro médico de la isla no tiene unidades de terapia intensiva y solo hay una ambulancia equipada para casos críticos de COVID-19.

En cualquier caso, el resultado de la consulta no es vinculante y la decisión final sobre si la isla de Pascua se abre de nuevo al turismo dependerá de la autoridad regional y el ministerio de Salud de Chile. Entretanto, los moais, esas magníficas estatuas de piedra con forma humana, que atraen a visitantes de todo el mundo, solo serán visibles en reportajes y fotografías.