This content is not available in your region

Los talibanes exigen el desbloqueo de miles de millones en fondos en el extranjero

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Los talibanes exigen el desbloqueo de miles de millones en fondos en el extranjero
Los talibanes exigen el desbloqueo de miles de millones en fondos en el extranjero   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021

Por John O’Donnell

FRÁNCFORT, 29 oct – El Gobierno talibán de Afganistán está presionando para que se liberen los miles de millones de dólares de reservas en manos de bancos centrales, en un momento en que la nación, asolada por la sequía, se enfrenta a una escasez de dinero en efectivo, una hambruna masiva y una nueva crisis migratoria.

Afganistán tiene miles de millones de dólares en activos en el extranjero, en la Reserva Federal de Estados Unidos y en otros bancos centrales de Europa, pero ese dinero está congelado desde que los talibanes islamistas derrocaron en agosto al anterior Gobierno afgano respaldado por Occidente.

Un portavoz del Ministerio de Finanzas afgano dijo que su Gobierno respetará los derechos humanos, incluida la educación de las mujeres, mientras intenta obtener nuevos fondos además de las ayudas humanitarias recibidas, las cuales, dijo, sólo ofrecen un “pequeño alivio”.

Bajo el anterior régimen talibán que gobernó Afganistán entre 1996 y 2001, las mujeres estaban excluidas de la mayoría de puestos de trabajo remunerados y de la educación, y como regla general debían cubrirse la cara e ir acompañadas por un familiar masculino cuando salían de casa.

“El dinero pertenece a la nación afgana. Sólo falta darnos nuestro propio dinero”, dijo a Reuters el portavoz del ministerio de Finanzas, Ahmad Wali Haqmal. “Congelar este dinero no es ético y va en contra de todas las leyes y valores internacionales”.

Un alto cargo del banco central afgano pidió a los países europeos, incluida Alemania, que liberen su parte de las reservas para evitar un colapso económico que podría desencadenar una migración masiva hacia Europa.

“La situación es desesperada y la cantidad de dinero en efectivo está disminuyendo”, dijo a Reuters Shah Mehrabi, miembro de la junta directiva del Banco Central de Afganistán. “Ahora mismo hay suficiente (…) para mantener a Afganistán hasta finales de año”.

“Europa será la más afectada si Afganistán no tiene acceso a este dinero”, dijo Mehrabi.

“Nos enfrentaremos al doble impacto de no poder encontrar pan y de no poder pagarlo. La gente acabará desesperada. Se irán a Europa”, dijo.

La petición de ayuda se produce cuando Afganistán se enfrenta al colapso de su frágil economía. La salida del país de las fuerzas lideradas por Estados Unidos y de muchos donantes internacionales lo ha dejado sin las subvenciones que financiaban tres cuartas partes de su gasto público.

El Ministerio de Finanzas afgano dijo que contaba con una recaudación diaria de unos 400 millones de afganis (4,4 millones de dólares).

Aunque las potencias occidentales quieren evitar un desastre humanitario en Afganistán, se han negado a reconocer oficialmente al Gobierno talibán.

Haqmal dijo que Afganistán permitirá a las mujeres acceder a una educación, aunque no en las mismas aulas que los hombres.

Los derechos humanos, dijo, se respetará pero dentro del marco de la ley islámica, que no incluye los derechos de los homosexuales.

LGBT (…). Eso va en contra de nuestra ley islámica”, dijo.

Mehrabi espera que, aunque que Estados Unidos ha dicho recientemente que no liberará su parte del león de unos 9.000 millones de dólares en fondos, los países europeos podrían hacerlo.

Dijo que Alemania tiene quinientos millones de dólares de dinero afgano y que ese y otros países europeos deberían liberar los fondos.

Mehrabi dijo que Afganistán necesita 150 millones de dólares al mes para “evitar una crisis inminente”, manteniendo la moneda local y los precios estables, y añadió que cualquier transferencia podría ser supervisada por un auditor.

“Si las reservas permanecen congeladas, los importadores afganos no podrán pagar sus envíos, los bancos empezarán a colapsar, los alimentos escasearán y las tiendas de comestibles se quedarán vacías”, dijo Mehrabi.

El portavoz dijo que alrededor de 431 millones de dólares de las reservas del banco central afgano están custodiadas por el banco alemán Commerzbank, mientras que otros 94 millones de dólares están bajo la guarda del banco central de Alemania, el Bundesbank.

El Banco de Pagos Internacionales, un grupo que aglutina a los bancos centrales de todo el mundo en Suiza, tiene otros 660 millones de dólares aproximadamente. Las tres entidades declinaron hacer comentarios.

Los talibanes retomaron el poder en Afganistán en agosto, después de que Estados Unidos retirara sus tropas del país tras casi 20 años desde que los islamistas fueran derrocados tras los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York.