This content is not available in your region

Los niños abandonados de Idlib

Access to the comments Comentarios
Por Yousef Ghraibi
euronews_icons_loading
Un niño lee un libro en el centro de menores de Idlib.
Un niño lee un libro en el centro de menores de Idlib.   -   Derechos de autor  Euronews

Despertarse en un suelo frío, o incluso al aire libre, no es algo habitual para los recién nacidos en Siria, pero es un fenómeno creciente en el noroeste del país. Este bebé nació en Idlib, una pequeña zona en la que se apiñan más de tres millones de personas; la mayoría de ellas, unos dos millones, se encuentran en situación de extrema necesidad, según la oficina de naciones unidas para la coordinación de asuntos humanitarios.

Younes acogió al bebé en su centro para niños sin hogar, no acompañados y de filiación desconocida. Allí le puso un nombre: Khaled.

"El problema de los niños de los que nos ocupamos, es muy delicado, especialmente el caso de filiación desconocida o recién nacidos, y esto se está ganando la simpatía, el cuidado y el interés de todos, por lo que todos están cooperando con este asunto, especialmente que se trata de un fenómeno extraño en el norte de Siria."

En una sociedad conservadora, las relaciones adúlteras son una de las razones del abandono, pero el deterioro de las condiciones económicas también podría ser una razón, según el director del hogar, que ha acogido a 161 niños desde que abrió hace un año y medio.

Con una plantilla de 20 personas, Younes intenta ofrecer a los niños toda la atención que su ajustado presupuesto le permite, desde alojamiento, alimentación y apoyo psicológico y educativo hasta que encuentran una familia de acogida.

"Hay muchas familias que, tras la popularidad de nuestro hogar, vienen a inscribirse y a registrar todas sus características. Hacemos una búsqueda inicial para saber si cumple los requisitos para adoptar al niño, luego filtramos los nombres para elegir a los más adecuados. Después, valoramos cada familia para seleccionar a la que tiene más puntos fuertes para adaptarse a las condiciones de cuidado del niño."

Después de más de diez años de guerra, la ayuda humanitaria no está al nivel de antes, y a menudo se deja que la gente se enfrente a su terrible realidad por sí misma.