This content is not available in your region

Los precios bajan después de que Putin ordene a Gazprom que llene las reservas de la UE

Access to the comments Comentarios
Por Euronews  con AP, AFP
El presidente ruso Vladímir Putin preside una reunión sobre el desarrollo del potencial de recursos en la península de Yamal, el 27 de octubre de 2021.
El presidente ruso Vladímir Putin preside una reunión sobre el desarrollo del potencial de recursos en la península de Yamal, el 27 de octubre de 2021.   -   Derechos de autor  Evgeny Paulin, Sputnik, Kremlin Pool Photo via AP

Los precios del gas en Europa han bajado tras una reunión entre Vladimir Putin y funcionarios de Gazprom.

El Presidente ruso dio instrucciones a la compañía de gas natural controlada por el Estado del país para que bombee más suministros a la UE, lo que provocó la inmediata caída de los precios el jueves.

Los precios del gas en Europa se han disparado en las últimas semanas debido a la fuerte demanda durante la recuperación económica de la pandemia. Además, las reservas de la Unión Europea se han agotado tras el frío invierno.

Durante una llamada con funcionarios el miércoles, Putin dijo a Alexei Miller -el jefe de Gazprom- que empezara a bombear gas a las instalaciones de almacenamiento de la compañía en el bloque.

El gigante del gas natural recibió la orden de abastecer las unidades de almacenamiento de Austria y Alemania después del 8 de noviembre, momento en el que se espera que se llenen los depósitos nacionales de Rusia.

"Esto permitirá cumplir nuestros compromisos contractuales de forma fiable, estable y coherente y suministrar gas a nuestros socios europeos en otoño e invierno", dijo Putin.

"Esto creará una situación favorable, en todo caso, una mejor situación en el mercado energético europeo en general", añadió.

En la actualidad, los 27 Estados miembros de la UE dependen de Rusia para más del 40% de sus importaciones de gas.

Aunque Gazprom ha cumplido sus obligaciones en virtud de los acuerdos a largo plazo, no ha vendido más gas en el mercado al contado de la UE, sino que ha optado por llenar los almacenes nacionales.

Algunos políticos europeos han alegado que Rusia retiene el gas deliberadamente para presionar a las autoridades alemanas y de la UE para que aceleren la aprobación final del gasoducto Nord Stream 2.

El jueves, el jefe de la política exterior de la Unión Europea, Josep Borrell, acusó a Rusia de ejercer presión política sobre Moldavia.

"Si los precios aumentan, no en Europa, sino en todo el mundo, no es, en términos generales, una consecuencia de la militarización de los suministros de gas. En el caso de Moldavia, sí lo es", dijo.

"Ciertamente, la cuestión del gas no es sólo una cuestión moldava, pero en el caso de Moldavia tiene características políticas que hay que tener muy en cuenta".

La Comisión Europea anunció el miércoles que pondría a disposición 60 millones de euros para ayudar a Moldavia a hacer frente a la actual escasez de energía.

"La Unión Europea está dispuesta a apoyar a Moldavia para que encuentre una salida a esta crisis", dijo Borrell.