This content is not available in your region

La crisis energética caldea la cumbre europea

Access to the comments Comentarios
Por Joanna Gill  & Aïda Sanchez Alonso
euronews_icons_loading
La crisis energética caldea la cumbre europea
Derechos de autor  Olivier Hoslet/EPA

Los líderes europeos se reúnen en Bruselas este jueves y viernes en una cumbre centrada en debatir las posibles soluciones al aumento del precio de la energía. Pero los países europeos están profundamente divididos. Tanto en las posibles medidas a corto plazo para bajar el precio de la energía como en cómo encarar la transición energética a largo plazo sin aumentar los costes para los consumidores. Hay pocas esperanzas que estos problemas se resuelvan hoy.

España ha sido uno de los países que ha impulsado el debate. Quiere que la Unión Europea tome medidas conjuntas ante la crisis y ha puesto sobre la mesa propuestas como la compra conjunta de gas.“Por supuesto que al gobierno español le gustaría ir más rápido, pero en Bruselas ya nivel de la UE los pasos avanzan poco a poco, menos intensos de lo que nos gustaría”, ha asegurado el presidente del gobierno de España, Pedro Sánchez, a su llegada a la cumbre.

Pero en el resto de los Estados miembros la situación es diversa. Polonia pide que la Comisión revise sus propuestas verdes.Países como Alemania, Países Bajos y Dinamarca no quieren aceptar ningún cambio en las propuestas climáticas, especialmente con la COP26, la conferencia mundial sobre el clima, en el horizonte."Ahora solo tenemos una respuesta, esa es la COP26, necesitamos acordar altas ambiciones nacionales, altos objetivos comunes y también financiación", ja insistido la primera ministra de Dinamarca, Mette Frederiksen, antes del encuentro.

El Estado de Derecho en Polonia, el otro gran protagonista

Pero ajena a la crisis energética, una disputa entre Bruselas y Varsovia podría eclipsar el debate. La Comisión Europea ha amenazado con castigar a Polonia ante sus desafíos a la ley europea. La semana pasada el Tribunal Constitucional de Polonia negó la primacía de la ley europea."No actuaremos bajo la presión del chantaje. Estamos preparados para dialogar", ha asegurado el primer ministro de Polonia, Mateusz Morawiecki.

  1. Y aunque políticos como Sánchez piden que haya diálogo, en la sala habrá dirigentes que no quieren ser tan comprensivos. El líder neerlandés, Mark Rutte, apuesta por una línea dura. "Esto está relacionado con los cimientos de nuestras democracias en esta parte del mundo, por lo que no podemos negociar", ha defendido Rutte.

El primer ministro de Hungría,Viktor Orbán, cuyo gobierno ya se enfrenta a posibles sanciones de la Unión Europea ha salido en en defensa del líder de Polonia."Polonia es el mejor país de Europa. No hay necesidad de sanciones. Es ridículo", ha insistido Orbán.

El debate cogerá altas temperaturas, pero las conclusiones se prevé que sean más bien frías. La mayoría de las cuestiones se acabarán trasladando a la próxima cumbre en el mes de diciembre.