This content is not available in your region

Polonia aprueba una partida de más de 350 millones de euros para mejorar su muro

Access to the comments Comentarios
Por Juan Carlos De Santos Pascual
euronews_icons_loading
Migrantes en la frontera polaca
Migrantes en la frontera polaca   -   Derechos de autor  Czarek Sokolowski/The Associated Press

El plan propuesto por el Gobierno de derechas sólo necesita el visto bueno del presidente Andrzej Duda. Polonia ya había construido una frontera de púas y había enviado miles de guardias fronterizos, soldados y policías, pero las medidas no han logrado detener la afluencia de migrantes.

Ahora quiere sustituir las concertinas por una valla más alta con sensores de movimiento.Además, la nueva ley aprobada permite a los agentes expulsar a los migrantes de forma directa sin ninguna motivación salvo por alguna excepción.

Polonia justifica la aplicación de esta ley por la oleada migratoria que llega debido a la complicada situación que atraviesa su vecino. El Gobierno polaco y otros países de la UE acusan al régimen bielorruso de Alexander Lukashenko de alentar y ayudar a los migrantes a atravesar la frontera.

La ley fue impulsada por el gubernamental partido ultraconservador Ley y Justicia (PiS) y se espera que el presidente del país, Andrzej Duda, lo ratifique en los próximos días con su firma.

El gobierno del primer ministro, Mateusz Morawiecki, ha justificado el proyecto en la necesidad de proteger las fronteras exteriores de la Unión Europea (UE) ante lo que califica de "guerra híbrida" lanzada por Lukashenko para desestabilizar el territorio comunitario con la llegada de inmigración irregular.

El ministro de Defensa, Mariusz Blaszczak, anunció el pasado lunes el envío de casi 3.000 soldados más a la frontera tras los enfrentamientos producidos el fin de semana con "grupos violentos" de migrantes.

Con este refuerzo, "pronto habrá 10.000 efectivos vigilando la frontera" polaco-bielorrusa, afirmó, necesarios mientras continúa la construcción del muro, de tres metros de alto, y se activan los sistemas de vigilancia electrónica.

El fin de semana pasado, la guardia fronteriza polaca informó de que se de que se habían producido al menos dos intentos "muy agresivos" de cruzar la frontera por parte de dos grupos de "60 o 70 personas" en la zona de Usnarz Grony (este).

Varsovia acusa a Lukashenko de auspiciar una "guerra híbrida" para "desestabilizar la frontera oriental de la UE" y de permitir el tránsito de ciudadanos iraquíes, sirios y afganos desde sus países de origen a la frontera polaca para empujarles a cruzarla de manera irregular.

Según datos de la agencia europea de vigilancia fronteriza FRONTEX, entre enero y septiembre de este año, casi 1.400 personas han cruzado la frontera polaca desde Bielorrusia de manera irregular.

Varsovia mantiene el estado de emergencia desde hace casi dos meses en las tres provincias limítrofes con ese país.

En los últimos meses han muerto ocho personas en la frontera polaco-bielorrusa por congelación, intoxicaciones o enfermedades.