euronews_icons_loading
Cabezudos de pez salieron a reclamar a la COP26 el fin de la devastadora pesca abusiva

Los activistas climáticos del grupo Ocean Rebellion se manifestaron el jueves contra las prácticas pesqueras devastadoras cerca de la sede de la cumbre climática de la ONU en Glasgow.

Vestidos con trajes de chaqueta para representar a los delegados que asisten a la conferencia COP26, y con cabezas de pez gigantes, los activistas se reunieron a orillas del río Clyde.

Llevaban maletines con mensajes como "ecocidio" y arrojaron peces de plástico al suelo.

"Lo que queremos es que se prohíba la pesca de arrastre de fondo, que se detenga la pesca industrial", dijo Laura Baldwin, activista y regatista olímpica británica.

Reconociendo que esto supondría la pérdida de puestos de trabajo, Baldwin pidió a los líderes mundiales que aplicaran una "transición justa" que diera a los trabajadores la oportunidad de reciclarse.