This content is not available in your region

COVID-19 | Medidas drásticas en Alemania y Austria ante la explosión de contagios

Access to the comments Comentarios
Por Carmen Menéndez
Un hombre recibe una dosis de la vacuna contra la COVID en Frankfurt, Alemania
Un hombre recibe una dosis de la vacuna contra la COVID en Frankfurt, Alemania   -   Derechos de autor  Michael Probst/Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved

Austria adopta medidas drásticas para hacer frente al preocupante aumento de casos de COVID-19, con cifras que no se veían desde hace más de un año. A partir del lunes, las personas que no estén vacunadas o no hayan superado la enfermedad no podrán entrar en cafés, restaurantes, peluquerías o eventos en los que haya más de 25 personas.

El Gobierno de conservadores y ecologistas ha tomado esta decisión en un momento en el que los contagios alcanzan el nivel más alto desde hace un año, con 481 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos ocho días.

Alemania bate de nuevo su récord histórico de contagios

Las alarma también suenan con fuerza en Alemania, que este viernes batió un nuevo máximo histórico de contagios, con más de 37.000 infecciones registradas en un solo día.

Al igual que Austria, Alemania solo permitirá la entrada en restaurante, bares, cines y lugares de deporte y ocio a las personas vacunadas o con un test PCR. Los test de antígenos dejan de ser válidos.

Rumanía sigue contra las cuerdas

Rumanía lleva tras semanas desbordada por la pandemia, con picos de más de cuatrocientos muertos diarios y escenas dantescas en los hospitales. Aquí también la urgencia es conseguir que la población se vacune.

Los niños volverán a las aulas en los colegios en los que la tasa de vacunación de los profesores supere el 60 %. El resto, deberán seguir las clases a distancia. La tasa de vacunación del personal docente es superior al 80% en Bucarest. Casi el 50% de las escuelas de todo el país tienen una tasa de vacunación del personal superior al 60%.

Colas para vacunarse en Croacia

Mismo ambiente de inquietud por las cifras récord de contagios en Croacia, donde se están formando largas colas en los centros de vacunación.

La explosión de casos de COVID-19 afecta a los países de Europa central y oriental en los que apenas la mitad de la población está vacunada, muy por debajo de la media del 75 % en el resto de la Unión Europea.