This content is not available in your region

Polonia acusa a Bielorrusia de hostigar la frontera con asaltos múltiples de grupos de migrantes

Access to the comments Comentarios
Por Carmen Menéndez
euronews_icons_loading
Cientos de migrantes esperan para recibir comida en el paso fronterizo de Kuznitsa, en la frontera entre Bielorrusia y Polonia
Cientos de migrantes esperan para recibir comida en el paso fronterizo de Kuznitsa, en la frontera entre Bielorrusia y Polonia   -   Derechos de autor  Maxim Guchek/BelTA

Polonia acusa a Bielorrusia de cambiar de estrategia en la crisis de los migrantes, organizando una multitud de asaltos simultáneos de pequeños grupos de migrantes en diferentes puntos de la frontera oriental de la Unión Europea.

Según el ministro de Defensa polaco, Mariusz Blaszczak, este método ha sido ideado _"por los servicios bielorrusos, porque no hay duda de que estos ataques están dirigidos por ellos. Este método se basa en utilizar grupos más pequeños que tratan de cruzar la frontera en muchos lugares". _

Al menos once migrantes muertos en la frontera

La frontera es una olla a presión. Unos 4000 migrantes, atrapados en mitad del frío, tratan de cruzar a Polonia a cualquier precio. Al menos once personas han perdido la vida en el intento, según los medios polacos. La semana pasada fue enterrado un adolescente sirio. Este fin de semana se enterrará a otras dos personas. 

Lukashenko acusa a Polonia de envenenar a los migrantes con "químicos, pesticidas y herbicidas"

El presidente bielorruso, Aleksander Lukashenko, acusado de haber orquestado esta crisis para presionar a la Unión Europea, dice ahora que Polonia está envenenando a los migrantes con los cañones de agua y los gases lacrimógenos utilizados esta semana para obligarles a retroceder.

"¿Qué hemos descubierto? Que allí se mezclaron productos químicos venenosos, pesticidas y herbicidas. Esto es lo que se utiliza para matar cucarachas y malas hierbas", afirmó Lukashenko.

Un grupo de doscientos migrantes lanza piedras y otros objetos a la Policía polaca

En las últimas horas, varios grupos de migrantes han intentado cruzar la frontera. El más grande, con unas 200 personas, lanzó piedras y otros objetos a la Policía polaca.