This content is not available in your region

Antes/ después: la isla de La Palma crece 43 hectáreas por la erupción del volcán Cumbre Vieja

Access to the comments Comentarios
Por Euronews
Imagen de la costa de La Palma tomada por el satélite Sentinel 1
Imagen de la costa de La Palma tomada por el satélite Sentinel 1   -   Derechos de autor  Cereceda, Rafael/

Las imágenes del satélite Sentinel 1 muestran cómo la lava salida del volcán de la isla española de La Palma le ha ganado terreno al mar, concretamente, 43 hectáreas desde el inicio de la erupción del Cumbre Vieja hace más de dos meses. En el siguiente gráfico, realizado con fotos del satélite, puede verse el antes y el después de la costa de la isla, y las fajanas creadas en aguas del Atlántico por la lava desde que el volcán entrara en erupción el 19 de septiembre.

Lo publicaba este lunes la agencia europea de observación terrestre Copernicus.

El satélite Sentinel 1 ofrece imágenes de radar. En euronews también hemos comparado las imágenes del 15 de septiembre, cuatro días antes del inicio de la erupción, con las del 19 de noviembre, utilizando los instrumentos ópticos del satélite Sentinel 2.

En total, la lava ha cubierto una superficie de 1065,9 hectáreas de la isla, 28 en los últimos cinco días y 2.651 edificios han quedado destruidos por el magma desde el inicio de la erupción. La actividad del volcán no cesa y en las últimas horas se han registrado más de 40 temblores en la isla según el Instituto Geográfico Nacional. El más alto ha sido de magnitud 4,8 y ha tenido lugar en el municipio de Villa de Mazo y Fuencaliente son las localidades donde se ha producido la mayor parte de la actividad sísmica.

Por otro lado, según el mismo informe, la calidad del aire ha mostrado un empeoramiento durante la madrugada de este lunes con un incremento del dióxido de azufre, aunque ha mejorado a lo largo de la mañana a valores “buenos en las estaciones de la vertiente oeste de la isla y entre razonablemente buenos y regulares en las estaciones situadas al este”. El dióxido de azufre es un indicador importante del índice de actividad del volcán, por lo que todo apunta a que de momento la erupción continuará.

El martes, el aeropuerto de la palma recuperó su actividad tras las labores de limpieza de la pista, “pero la existencia de vientos del sur y suroeste están provocando un escenario desfavorable para la navegación aérea por la disposición de cenizas hacia el este y noreste, que pueden impedir el desarrollo de las operaciones”, según el Instituto Geológico Nacional.