This content is not available in your region

Volcán de La Palma: La UME vigila de cerca las nuevas fisuras

Access to the comments Comentarios
Por Euronews en español
euronews_icons_loading
Un operario contempla una colada del volcán de Cumbre Vieja el pasado 11 de noviembre
Un operario contempla una colada del volcán de Cumbre Vieja el pasado 11 de noviembre   -   Derechos de autor  Taner Orribo/Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved

Las nuevas fisuras en las faldas del volcán de Cumbre Vieja preocupan a las autoridades en la isla española de La Palma. Miembros de la UME, la Unidad Militar de Emergencia, vigilan de cerca las nuevas coladas, su velocidad, trayectoria y temperatura. Mediciones sirven para dar la alerta si es necesario, para identificar nuevas bocas eruptivas, como esta que se ha abierto justo debajo de una vivienda, o para tomar el pulso a un coloso que con menor o mayor brío no ha dejado de escupir lava y ceniza desde que entró en erupción el pasado 19 de septiembre. La nueva colada, que ha sorprendido por su velocidad y fluidez, ha destruido parcialmente un cementerio y el único crematorio de la isla, donde nadie se atreve a asegurar que el fin de la erupción está cerca.

A las autoridades también les preocupa la lluvia, que ha caído de forma intermitente. La mezcla del agua con la ceniza volcánica depositada en techumbres y barrancos puede provocar derrumbes o deslizamientos de terrenos. El aeropuerto de La Palma ha permanecido cerrado este viernes debido a la presencia de nubes de gas y ceniza procedentes del volcán, que, en nueve semanas y media ha destruido casi 1 500 edificaciones, la mayoría de uso residencial, y ha cubierto de lava una superficie de 340 hectáreas. Más de 7 000 personas siguen evacuadas.