This content is not available in your region

España | La Sagrada Familia de Barcelona inaugura la torre más alta construída en la basílica

Access to the comments Comentarios
Por euronews
euronews_icons_loading
La Sagrada Familia lleva en construcción 138 años
La Sagrada Familia lleva en construcción 138 años   -   Derechos de autor  AFP

La Sagrada familia de Barcelona avanza lentamente hacia su finalización.

Este miércoles se inaugura la segunda torre en altitud de 138 metros, dedicada a la Virgen María, con la iluminación de la estrella de 5,5 toneladas. Es la más alta de las nueve torres terminadas y la primera que se inaugura desde 1976.

Han pasado 138 años desde que la empezara Antonio Gaudí; Jordi Faulí es el séptimo arquitecto jefe de la basílica.

De 62 años, tenía sólo 31 cuando se incorporó al equipo de arquitectos en 1990, la misma edad que tenía Gaudí cuando el innovador arquitecto catalán comenzó a construir su mayor obra a finales del siglo XIX, un proyecto que le ocuparía cuarenta años de vida.

La UNESCO, sólo ha concedido el estatus de Patrimonio Mundial a la cripta de la Sagrada Familia y a una de sus fachadas, ambas construidas en vida de Gaudí dado que planos y maquetas fueron destruidos durante la Guerra Civil.

Pero Faulí insiste en que el proyecto es fiel a lo que Gaudí planeó.

Cuando esté terminada, la catedral diseñada tendrá 18 agujas, la más alta de las cuales alcanzará los 172 metros de altura.

La disminución de turistas por la pandemia ha quebrado la fuente de financiación y queda abandonado el objetivo de acabar la basílica en 2026 para conmemorar el centenario de la muerte de Gaudí.

En 2019, la Sagrada Familia recibió 4,7 millones de visitantes, lo que la convirtió en el monumento más visitado de Barcelona.

Pero se vio obligada a cerrar en marzo de 2020 por la pandemia de Covid-19, permaneciendo sus puertas cerradas durante casi un año.

Este año, apenas ha habido 764.000 visitantes, según datos municipales.

Y como las entradas son la principal fuente de financiación de las obras en curso, se ha abandonado el objetivo de terminar la basílica en 2026 para conmemorar el centenario de la muerte de Gaudí -que murió atropellado por un tranvía-.

"No podemos dar ninguna estimación de cuándo estará terminada porque no sabemos cómo se recuperará el número de visitantes en los próximos años", explica Faulí.

No es ni mucho menos la primera vez que la obra maestra de Gaudí se enfrenta a este tipo de problemas.

Durante la Guerra Civil española, a finales de la década de 1930, las obras se detuvieron y muchos de los planos y maquetas de Gaudí fueron destruidos.

Para los críticos, esta gran pérdida hace que no consideren lo que se construyó después como obra de Gaudí, a pesar de las investigaciones realizadas por sus sucesores.

Nombrado arquitecto jefe del proyecto en 2012, Faulí se puso al frente de un equipo de 27 arquitectos y más de 100 constructores.

Hoy son cinco arquitectos y unos 16 constructores los que trabajan para terminar la Sagrada Familia.

La construcción de un monumento tan grande, que atrae a un gran número de visitantes, no es bien recibida por todo el mundo, ya que algunos argumentan que las hordas de turistas que lo visitan están destruyendo la zona.

Muchos también se oponen a los planes de construir una enorme escalera que conduzca a la entrada principal, cuya construcción implicará la demolición de varios edificios, obligando a cientos de personas a trasladarse.

"Mi vida está aquí y me quieren echar", dice un cartel en un balcón cercano a la Sagrada Familia.

Faulí asegura que entiende sus preocupaciones y que quiere encontrar "soluciones justas" a través del diálogo.

¿Y si pudiera hacerle una pregunta a Gaudí? Faulí se detiene a reflexionar unos instantes.

"Le preguntaría sobre sus intenciones subyacentes y qué sentimientos quería comunicar a través de su arquitectura".

Fuentes adicionales • Enrique Barrueco (Voz en off)