This content is not available in your region

El tren nocturno vuelve a estar de moda en Europa: Viena-París, primer trayecto de muchos

Access to the comments Comentarios
Por Euronews en español
euronews_icons_loading
El tren nocturno Viena-París, ya en funcionamiento
El tren nocturno Viena-París, ya en funcionamiento   -   Derechos de autor  from AFP video

Se trata del primero de muchos que están por llegar en los próximos años. El tren nocturno Viena-París se puso en funcionamiento este martes dando el pistoletazo de salida a una iniciativa multinacional lanzada a la recuperación de este sistema de viaje. Los viajes en tren vuelven a ponerse de moda como alternativa ecológica a los vuelos en avión. 

El tren de noche, con sus compartimentos con literas, viajará desde la capital austriaca a la francesa y viceversa tres días a la semana. Los asientos se venden a partir de 29,90 euros, mientras que para poder viajar en un compartimento con cama habrá que abonar un mínimo 59,90 euros, 89,90 si los compartimentos son más holgados. Estrasburgo, Múnich o Salzburgo serán algunas de las paradas del trayecto. 

El primer trayecto de muchos

"De aquí a 2030, Francia quiere reabrir diez líneas europeas", revelaba el ministro de Transporte Jean-Baptiste Djebbari, "y el reto será que todos, a nivel europeo, consigamos reabrir esas líneas, conquistar a esos clientes y luego dotarnos de nuevo material rodante. Necesitaremos una treintena de trenes nuevos de aquí a 2030".

París-Berlín en 2023 o Zúrich-Barcelona vía Lyon en 2024 son los próximos proyectos. Los nuevos trenes nocturnos pretenden prestar servicio a al menos una docena de destinos que cubren una red de miles de kilómetros en Francia, España, Portugal, Italia, Bélgica, Alemania, Dinamarca o Escocia. Se están añadiendo constantemente nuevos destinos y conexiones y la lista definitiva aún está por confirmar.

Hace tan sólo tres años, los trenes nocturnos europeos estaban siendo relegados a un segundo plano económico, expulsados del negocio por los vuelos de bajo coste y los autobuses de larga distancia. Pero esa tendencia ha ido cambiando con la preocupación de la población por la emergencia climática, lo que ha provocado un aumento del interés por reactivar las rutas nocturnas en todo el continente.