This content is not available in your region

2021, el año en el que más periodistas fueron encarcelados en el mundo

Access to the comments Comentarios
Por Carmen Menéndez
euronews_icons_loading
El periodista bielorruso Raman Pratasevich, detenido después de que Bielorrusia forzara el aterrizaje del avión en el que viajaba
El periodista bielorruso Raman Pratasevich, detenido después de que Bielorrusia forzara el aterrizaje del avión en el que viajaba   -   Derechos de autor  AP/Copyright 2017 The Associated Press. All rights reserved

Nunca había habido tantos periodistas encarcelados en el mundo. En este 2021, 488 profesionales de la información han acabado entre rejas, lo que supone un aumento del 20 % respecto a 2020, según el informe anual de Reporteros sin Fronteras (RSF). Entre los detenidos, 60 mujeres, la cifra más alta que se recuerda.

China sigue la mayor prisión del mundo para periodistas, con 127 encarcelados. Pero la represión de la prensa también ha sido este año enorme en otros dos países: Birmania y Bielorrusia, como explica el secretario general de RSF, Christophe Deloire. 

"Estas cifras se deben, principalmente, a un aumento de las detenciones en tres países: China, a causa de Hong Kong, Birmania y Bielorrusia, donde el dictador Alexander Lukashenko se negó a aceptar los resultados de los comicios y, tras las elecciones amañadas, organizó una represión absolutamente escandalosa", afirma. 

El número más bajo de periodistas asesinados en dos décadas

Sin embargo, el número de periodistas asesinados, 46 en este 2021, ha sido el más bajo desde hace dos décadas. El secretario general de Reporteros sin Fronteras explica las razones.

"La COVID ha tenido como efecto una limitación de los reportajes y de las salidas de los periodistas y, en consecuencia, de los riesgos. También ha habido tal vez una especie de autocensura de los periodistas a la hora de ir a lugares peligrosos. A eso se suma el hecho de que un cierto número de conflictos, en Siria y en Oriente Medio, son menos mortíferos de lo que eran", dice.

México sigue siendo, por tercer año consecutivo, el país más peligroso para la profesión, con siete periodistas asesinados, seguido de Afganistán, con seis, y Yemen e India, con cuatro.