This content is not available in your region

El papa reclama mayor diálogo en el terreno internacional y extender la vacunación a los pobres

Access to the comments Comentarios
Por Juan Carlos De Santos Pascual  con EFE
euronews_icons_loading
El papa reclama mayor diálogo en el terreno internacional y extender la vacunación a los pobres
Derechos de autor  Gregorio Borgia/Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved

El papa en su mensaje de Navidad ha lamentado que las tragedias se pasen por alto. El sumo pontífice ha animado al mundo a encontrar soluciones más adecuadas para superar la pandemia y sus consecuencias. Antes de su bendición Urbi et orbi Francisco ha apuntado que espera que las vacunas puedan llegar a las poblaciones más pobres.

"En esta situación de pandemia, nos hemos dado cuenta cada vez más de que nuestra capacidad para relacionarnos en sociedad está en entredicho; hay una tendencia creciente a retirarse, a hacerlo todo por uno mismo, a dejar de esforzarse por encontrar a los demás y hacer cosas juntos. También en el plano internacional existe el riesgo de evitar el diálogo, el riesgo de que esta compleja crisis lleve a buscar el atajo en lugar de recorrer el largo camino del diálogo", ha destacado el papa Francisco.

"Recompensa a todos los que demuestran responsabilidad y entrega al hacerse cargo de sus familiares, de los enfermos y de los más débiles", deseó Francisco ante miles de personas congregadas en la plaza a pesar de la incesante lluvia.

También tuvo palabras para confortar "a las víctimas de la violencia contra las mujeres que se difunde en este tiempo de pandemia" y "ofrecer esperanza a los niños y a los adolescentes víctimas de acoso y de abusos"

Como en los años anteriores, enumeró los dramas y conflictos del mundo como la guerra en Siria, los problemas en Medio Oriente, la crisis en Yemen y Birmania y la crisis económica en Líbano, entre otros.

"En este tiempo de pandemia nos damos cuenta de esto todavía más. Se pone a prueba nuestra capacidad de relaciones sociales, se refuerza la tendencia a cerrarse, a valerse por uno mismo, a renunciar a salir, a encontrarse, a colaborar", observó.

Y lamentó que en estos momentos "también en el ámbito internacional existe el riesgo de no querer dialogar, el riesgo de que la complejidad de la crisis induzca a elegir atajos, en vez de los caminos más lentos del diálogo; pero son estos, en realidad, los únicos que conducen a la solución de los conflictos y a beneficios compartidos y duraderos".

El papa concluyó el discurso pidiendo que podamos "escucharnos entre nosotros y a dialogar como hermanos y hermanas". 

Después de su intervención ante miles de fieles en la Basílica de San Pedro, se han celebrado decenas de miles de almuerzos de Navidad en toda Italia para las personas invisibles y más vulnerables. Una de esas celebraciones se ha producido aquí en la Basílica de Santa María de Trastévere para unas 150 personas.